Información

Definición básica de incongruencia

Definición básica de incongruencia

Pregunta:

Con respecto a la Terapia Centrada en la Persona de Carl Rogers, cuál de las siguientes es la definición correcta de incongruencia:

  1. Inconsistencia entre el yo ideal y verdadero yo.
  2. Inconsistencia entre el yo ideal y Auto imagen.

Mi entendimiento:

Autoestima: cómo nos valoramos a nosotros mismos.

Autoimagen: cómo nos vemos a nosotros mismos.

Yo ideal: quiénes nos gustaría ser.

Yo real: quiénes somos en realidad.

Problema:

Las explicaciones que encuentro en línea usan indistintamente el yo real y la autoimagen como parte de la definición de incongruencia; sin embargo, tengo entendido que estos dos términos significan cosas diferentes.


Los términos congruencia y incongruencia se utilizan en la segunda y tercera afecciones principales de la terapia centrada en la persona.

Carl Rogers desarrolló la PCT y describió en un Journal of Consulting Psychology (1957) que se necesitan 6 condiciones terapéuticas centrales para un cambio de personalidad constructivo y que las 6 deben estar presentes en la terapia. Rogers consideró que no son necesarias otras condiciones. Las 6 condiciones principales son:

  1. 2 personas deben estar en contacto psicológico
  2. El cliente debe ser incongruente
  3. El terapeuta debe ser congruente o integrado en la relación
  4. El terapeuta experimenta una Mirada Positiva Incondicional (UPR) por el cliente.
  5. El terapeuta tiene una comprensión empática del marco de referencia interno del cliente y se esfuerza por comunicar la empatía al cliente.
  6. La comunicación al cliente de la empatía y la UPR del terapeuta se logra en un grado mínimo.

Incongruencia
Este término utilizado en la segunda condición básica se refiere a una discrepancia entre la percepción del cliente y la realidad de la situación. El cliente será consciente de la realidad pero la percibe de manera diferente.

Se refiere a una discrepancia entre la experiencia real del organismo y la imagen de sí mismo del individuo en la medida en que representa esa experiencia ... [Un] ejemplo sería la madre que desarrolla enfermedades vagas cada vez que su único hijo hace planes para irse de casa. El deseo real es aferrarse a su única fuente de satisfacción. Percibir esto conscientemente sería incompatible con la imagen que ella tiene de sí misma como una buena madre. (Rogers, 1957, pág.2)

Congruencia
Este término utilizado en la tercera condición básica se refiere a la exhibición de autenticidad, transparencia e integridad. El terapeuta no dará percepciones de profesionalismo que disfrazan la humanidad del terapeuta. Sin embargo, el terapeuta transmitirá cualquier sentimiento de confusión, disgusto o cualquier otro sentimiento que surja dentro de sí mismo a través de la empatía avanzada, para ser transparente y genuino.

¿Puedo ser real en la relación? Esto ha adquirido una importancia creciente para mí a lo largo de los años. Siento que la autenticidad es otra forma de describir la calidad que me gustaría tener. Me gusta el término congruencia con el que quiero decir que lo que estoy experimentando por dentro está presente en mi conciencia y sale a través de mi comunicación. En cierto sentido, cuando tengo esta cualidad, estoy en una sola pieza en la relación. (Rogers, et al., 1965)

- Edite para aclarar más según lo solicitado en los comentarios -

La situación con la madre en el ejemplo de Rogers muestra que la madre la ve yo ideal ser una buena madre pero ella percepción de ella Auto imagen es que no es una buena madre ya que desarrolla vagas enfermedades cada vez que su hijo planea salir de casa.


Referencias

Rogers, C., 1957. Las condiciones necesarias y suficientes del cambio de personalidad terapéutica. [En línea] Disponible en: http://www.shoreline.edu/dchris/psych236/Documents/Rogers.pdf [Consultado el 15 de marzo de 2016]

Rogers, C., Perls, F. y Ellis, A., 1965. Vídeo: Tres enfoques de la psicoterapia. [Online] Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=SgiX0QLnpBM [Consultado el 15 de marzo de 2016].


Tendencia de actualización de Carl Rogers y terapia centrada en la persona

El psicoterapeuta y psicólogo humanista Carl Rogers comenzó su carrera trabajando con niños.

Más tarde, cuando su trabajo cambió para incluir el trabajo con adultos y la enseñanza, comenzó a articular su enfoque terapéutico.

A medida que aumentaba sus habilidades y experiencia, surgió un enfoque sólido: la Terapia Centrada en el Cliente (más tarde llamada Terapia Centrada en la Persona).

En 1942, publicó su primer libro sobre el tema titulado, Asesoramiento y psicoterapia.

Al estilo de la verdadera psicología humanista, Rogers acogió con agrado que sus teorías fueran adaptadas por otros para satisfacer sus necesidades. Fue su apertura a las posibilidades y su naturaleza empática lo que atrajo a la gente hacia él y alentó la crítica de sus teorías.

Antes de que sigas leyendo, pensamos que te gustaría descargar nuestros 3 ejercicios de psicología positiva de forma gratuita.. Estos ejercicios basados ​​en la ciencia explorarán los aspectos fundamentales de la psicología positiva, incluidas las fortalezas, los valores y la autocompasión, y le brindarán las herramientas para mejorar el bienestar de sus clientes, estudiantes o empleados.

Puede descargar el PDF gratuito aquí.


Fundamentos de la teoría de Roger

El estudio de la personalidad humana se ha vuelto cada vez más complejo. Lo que Rogers vio como un "eslabón perdido" en lo que entonces eran los métodos tradicionales de tratamiento clínico fue lo que identificó como terapia centrada en la persona. Entre los principios que defendió estaba que dentro de los tratamientos de su época había una incongruencia en esas relaciones.

Se consideraba que las teorías y metodologías tempranas, como la de Freud, objetivaban al paciente, creando así una relación incongruente o desincronizada. Rogers cuestionó el modelo psicoanalítico reemplazándolo por su psicología humanista.

Una vez más, es importante reconocer su objetivo en el desarrollo de la & # 8220 psicoterapia rogeriana & # 8221, la validación a través del estudio científico y la experiencia clínica.

Si bien hay muchas áreas dentro de la teoría rogeriana, una que vale la pena señalar es la conocida como Campo fenomenal. Consiste en la realidad percibida. El mundo siempre cambiante de la experiencia externa e interna. Se da prioridad a lo que una persona entiende que es verdad (realidad percibida) en lugar de lo que realmente es verdad. La consejería comienza con el campo fenomenal.


Psicosis

En el contexto del trastorno bipolar, tanto la congruencia como la incongruencia del estado de ánimo se utilizan para describir una característica psicótica de la enfermedad. No usamos la congruencia del estado de ánimo, por ejemplo, para describir a una persona con trastorno bipolar que tiene una respuesta razonable a una situación. Los términos simplemente nos permiten clasificar las creencias falsas que una persona pueda tener para brindar el tratamiento adecuado. Nos referimos a estas creencias falsas como psicosis.

La psicosis es simplemente una ruptura con la realidad, una condición que ocurre con mayor frecuencia durante un episodio maníaco e incluso un episodio depresivo (pero nunca con un episodio hipomaníaco). La psicosis implica alucinaciones (experimentar cosas que no son reales) y / o delirios (creer cosas que no son reales).


Cómo las condiciones fundamentales facilitan el cambio

¿Por qué las ideas de Rogers sobre las seis condiciones necesarias y suficientes son tan importantes para facilitar el cambio dentro del cliente?

Para responder a esto, debemos volver a las décadas de 1930 y 1940, cuando el psicoanálisis era la terapia predominante.

A diferencia de la terapia centrada en la persona, el psicoanálisis confiaba en que el terapeuta era una pizarra en blanco, distanciarse del cliente y no involucrarse a nivel personal.

En otras palabras, el terapeuta revela poco o nada de su propia personalidad en la terapia. Adoptan un velo de experiencia y actúan como expertos.

Incluso tenían términos para los dos roles en el mundo del psicoanálisis: 'analista' y "Analizando".

El psicoanálisis se centró fuertemente en el pasado en lugar de aquí y ahora.

Rogers desafió este punto de vista y decidió buscar otra forma de terapia.

Abraham Maslow denominó el enfoque de Rogers humanismo, la "tercera fuerza" en psicología (el psicoanálisis es la primera y el conductismo la segunda).

Este enfoque humanista fue promovido por Rogers, Maslow, Rollo May y otros psicólogos.

Para que el humanismo funcione, el terapeuta tenía que ser, lo has adivinado, un ser humano!

El terapeuta tenía que ser real, genuino y activo en la relación terapéutica.

Rogers creía que una de las razones por las que las personas luchaban en sus vidas era porque estaban trabajando en condiciones de valía y valores introyectados.

Las personas vivían la vida en los términos de otras personas. - y estaban reteniendo, silenciando o empujando hacia abajo su propio proceso de valoración organísmica. Las personas que querían ser estaban siendo alejadas por ellos mismos para complacer a los demás.

Rogers creía que al utilizar las condiciones básicas de empatía, congruencia y consideración positiva incondicional, el cliente se sentiría lo suficientemente seguro como para acceder a su propio potencial.

El cliente podría avanzar hacia autorrealización, como lo llamó Maslow, para poder encontrar las respuestas en sí mismos.

Otros conceptos clave de la terapia centrada en la persona

    - Cómo los clientes comienzan a crecer emocionalmente a través del proceso de la terapia. - Teoría de la personalidad de Rogers basada en la filosofía de la Fenomenología. - Cómo, como humanos, a veces confías en los juicios de los demás sobre tu propia experiencia. - Una nueva idea en el enfoque centrado en la persona desarrollada por el conocido terapeuta y escritor Dave Mearns. - Tal como Proceso frágil por Margret Warner

Una dimensión ética de las condiciones fundamentales

En su libro Learning and Being (PCCS Books, 2002 p50), Tony Merry señala que hay una dimensión ética en estas condiciones básicas, porque permiten al terapeuta formarse una opinión sobre si la terapia puede tener lugar.

Si el contacto psicológico no está presente, Merry observa:

". Los desarrollos modernos en la teoría centrada en la persona se han centrado en la primera condición: que dos personas están en contacto psicológico. Si bien puede parecer obvio en situaciones de asesoramiento (y otras), sigue siendo un hecho que algunos clientes no pueden formar relaciones significativas con consejeros, o sólo puede hacerlo con considerable dificultad. Los ejemplos incluyen algunas personas que experimentan episodios psicóticos o aquellos en estados catatónicos ".

Una visión crítica

Hay voces críticas que no están convencidas de que los consejeros puedan mostrar constantemente las condiciones centrales en la sala de terapia.

Uno de esos detractores es el autor Jeffrey Masson. Escribe en su libro Against Therapy (Untreed Reads 2012):

"Pero si examinamos estas condiciones, nos damos cuenta de que parecen ser genuinas solo porque las circunstancias de la terapia son artificiales. Precisamente porque el cliente es visto solo por un tiempo limitado (menos de una hora, una vez a la semana), el terapeuta está (en teoría, si realmente sucede es otra cosa) capaz de suspender su juicio. De hecho, el terapeuta no es una persona real con el cliente, porque si lo fuera, tendría las mismas reacciones que tendría con las personas en su la vida real, que ciertamente no incluye la "aceptación incondicional", la falta de juicio o la comprensión empática real.

No "aceptamos realmente" a todos los que conocemos. Los estamos juzgando constantemente, rechazando algunos, evitando algunos (y ellos nosotros) con buena razón. Ninguna persona real realmente hace ninguna de las cosas que Rogers prescribe en la vida real. Entonces, si el terapeuta logra hacerlo en una sesión, si parece aceptarlo todo y comprenderlo todo, esto es simplemente un artificio, no es la realidad. No estoy diciendo que tal actitud no sea percibida como útil por el cliente, pero debemos darnos cuenta de que la actitud no es más que una actuación. Es todo lo contrario de lo que Rogers afirma ser el elemento central de su terapia: la autenticidad ".

Poniendolo todo junto

Si las seis condiciones están presentes, entonces, de forma predeterminada, según la teoría de Rogers, se llevará a cabo la terapia.

A lo largo de los años, muchas personas han criticado la terapia centrada en la persona, preguntando "¿Cómo es posible que un terapeuta ofrezca esas condiciones de manera constante en la sala de terapia?"

Y para ser justos, puede resultar difícil.

Todos somos seres humanos y, a veces, nuestro "control de volumen" en las condiciones principales puede subir y bajar.

Pero si nuestra verdadera intención es ofrecerlos, es casi seguro que nuestros clientes se beneficiarán.

No es inusual que las personas que se entrenan en terapia centrada en la persona tomen esas condiciones de empatía, congruencia y consideración positiva incondicional en su propia vida diaria, utilizándolas en sus interacciones con personas distintas de los clientes.

Si bien nuestro objetivo es establecer nuestro 'control de volumen al máximo' en la sala de terapia, podríamos 'bajarlo un poco' en la vida cotidiana, porque no todos quieren terapia, además de que existen muchas razones por las que no es una buena opción. idea de asesorar a amigos o familiares.


Teoría de la consistencia

La última vez, en & ldquoNeuropsychotherapy Basics & rdquo, analizamos las cuatro necesidades básicas definidas por Klaus Grawe y basadas en un trabajo anterior de Seymour Epstein. En este blog me gustaría llevarlos a través del modelo de consistencia que tocamos la última vez y considerar cómo este modelo teórico nos ayuda a comprender la psicopatología desde una perspectiva neuronal.

El punto de vista de la teoría de la consistencia (Grawe, 2004, 2007) del funcionamiento mental se deriva tanto de los hallazgos ampliamente aceptados de que las metas y los esquemas gobiernan la actividad mental, como del propio argumento de Grawe & rsquos de que la formación de metas se desarrolla para satisfacer las cuatro necesidades básicas que hemos discutido anteriormente. evitación del dolor y mejora de la autoestima. Los constructos centrales de consistencia y congruencia son las claves para comprender el desarrollo y mantenimiento de los procesos mentales tanto normales como patológicos.

Consistencia se describe como la & ldquocompatibilidad de muchos procesos mentales que ocurren simultáneamente & rdquo (Grawe, 2007, p. 170), y es una demanda sistémica, a nivel neuronal, de un flujo neuronal armonioso. Cuando la relación entre procesos y estados intrapsíquicos es armoniosa, existe un estado de consistencia. El sistema mental humano se esfuerza por evitar la inconsistencia y desarrolla varios mecanismos para pasar de un estado disonante e inconsistente a un estado más armonioso. La regulación de la consistencia es predominantemente inconsciente y solo se eleva a la conciencia consciente durante circunstancias excepcionales. Los mecanismos que utilizamos para evitar o corregir estados fuertes de inconsistencia se conocen como mecanismos de defensa, estrategias de afrontamiento o regulación del afecto. Grawe considera que la coherencia es un principio fundamental del funcionamiento mental.

Congruencia es una construcción que se expresa bajo el paraguas de la coherencia. La congruencia es la armonía o compatibilidad entre las metas motivacionales y las percepciones reales de la realidad. Es decir, la forma en que percibimos nuestra interacción con el entorno tendrá cierta correlación con nuestras metas motivacionales (lo que queremos para satisfacer nuestras necesidades básicas), y el grado de acuerdo, es el grado de congruencia. Las señales de incongruencia (ver Powers, 1973, teoría del control perceptivo que describe la conducta como un medio para controlar las percepciones) provienen del mecanismo de retroalimentación que contrasta nuestras percepciones con nuestros objetivos (ver el diagrama anterior donde el bucle entre & ldquoExperiences and Behavior & rdquo se conecta con & ldquoEsquemas motivacionales & rdquo).

Entonces, ¿cómo se desarrollan el control y la congruencia en nuestra vida mental? La clave para comprender esto está en comprender cómo los esquemas motivacionales dirigen nuestro comportamiento (consulte el diagrama anterior para orientarse). Un esquema motivacional es una forma que hemos desarrollado para satisfacer y proteger las necesidades básicas. Existen muchos esquemas de este tipo, pero se pueden dividir en dos clases: Acercarse esquemas y Evitación esquemas. Cada una de estas clases opera en diferentes vías neuronales. Si alguien crece en un entorno en el que se han satisfecho las necesidades, especialmente en los primeros años de vida, es probable que se desarrollen esquemas de aproximación para interactuar con el entorno y el comportamiento generalmente está orientado al enfoque (hablaremos sobre cómo se ve exactamente este comportamiento como un poco más tarde). En marcado contraste, alguien que ha tenido necesidades continuamente violadas y amenazadas probablemente desarrollará esquemas de evitación para interactuar con el entorno y estará orientado a comportarse de una manera más insegura, ansiosa y evitativa que el individuo que experimentó un desarrollo más seguro y gratificante. La comprensión de la teoría del apego (Bowlby, 1988, 2008) es fundamental para la base de los esquemas mentales y, en pocas palabras, los niños con apego seguro desarrollarán principalmente esquemas de motivación de enfoque y los niños con apego inseguro desarrollarán esquemas de motivación de evitación. (Si es nuevo en este tema, puede encontrar una descripción muy simple de los estilos de archivos adjuntos aquí)

Volviendo a nuestro diagrama anterior, consideremos algunas de las dinámicas de congruencia y consistencia. Hay tres formas en que el sistema puede experimentar inconsistencias, a través de la incongruencia de enfoque, la incongruencia de evitación y la discordancia. Estos alteran la armonía neuronal del sistema y existe una demanda del sistema para reducir este estrés o disonancia. Dejemos que & rsquos mire cada uno individualmente.

Incongruencia de enfoque: Si alguien tiene una tendencia a utilizar esquemas motivacionales de evitación, en otras palabras, tiene una propensión neuronal establecida para evitar las amenazas percibidas a sus necesidades básicas en lugar de acercarse a los objetivos para satisfacer esas necesidades, puede experimentar señales incongruentes con respecto a los esquemas de enfoque no cumplidos. (que puede ser mucho más débil que los esquemas de evitación, pero sin embargo existe). Por ejemplo, un joven desea conocer a una chica, pero el miedo al rechazo le impide presentarse a una pareja potencial. El esquema motivacional de evitación está bien establecido para proteger al individuo del dolor del rechazo por parte de otro ser humano, y sirve para proteger cualquier autoestima y control sobre las circunstancias que tiene. Sin embargo, también hay un deseo, un esquema motivacional, que desearía acercarse, aprehender, asegurar una relación amorosa con una pareja y satisfacer la necesidad de apego. Pero este deseo es reprimido o anulado por el esquema de evitación más fuerte y, por lo tanto, las experiencias individuales se acercan a la incongruencia.

Incongruencia de evitación: Esta es la situación en la que la evasión no funciona y lo que se temía realmente sucede. Por ejemplo, nuestro joven en el ejemplo anterior hace un movimiento para invitar a una chica a salir en una cita. Si es rechazado (la consecuencia no deseada para evitar su esquema de evitación se desarrolló), entonces estará experimentando incongruencia de evitación.

Ambos ejemplos demuestran incongruencia en el sentido de que existe un desajuste o brecha entre una experiencia real (percepción) y una meta.

Discordancia: Esto es cuando dos o más esquemas motivacionales se activan al mismo tiempo y son incompatibles entre sí. Entonces esto no es un incongruencia entre percepción y meta, sino más bien dos metas incompatibles que se activan simultáneamente.

La incongruencia y la discordancia, y el afecto que se produce junto con ellas, pueden suceder implícita o explícitamente y causar inconsecuencia en el sistema. Llevada a los extremos, la inconsistencia afecta el compromiso efectivo de un individuo con el medio ambiente y conduce a tendencias cada vez más evitativas, estrés, emociones negativas, ansiedad y una variedad de dificultades mentales graves, ya que los mecanismos de supervivencia dominan para proteger al individuo que está descendiendo a un estado altamente complejo. de estrés.

Si podemos conceptualizar nuestro comportamiento como un intento de ganar o proteger nuestras necesidades básicas, y que nuestro estilo de hacer esto depende de nuestros esquemas motivacionales, que a su vez han sido moldeados por nuestras experiencias anteriores (de apego en particular), entonces podemos comprender mejor cómo atenuar el comportamiento de enfoque positivo y prevenir o eliminar el comportamiento negativo. comportamiento de evitación. Este es esencialmente el arte y la ciencia de la neuropsicoterapia.

Esta serie sobre conceptos básicos de neuropsicoterapia se obtiene principalmente de Grawe, K. (2007). Neuropsicoterapia: cómo las neurociencias informan la psicoterapia eficaz. Nueva York: Psychology Press. Para obtener una descripción más detallada de lo que se ha discutido en este blog y las referencias asociadas, le animo a leer este libro.

Bowlby, J. (1988). Una base segura: apego entre padres e hijos y un desarrollo humano saludable. Nueva York: Basic Books.

Bowlby, J. (2008). Adjunto: Volumen uno de la trilogía Attachment and Loss: Attachment Vol 1 (Attachment & amp Loss) (Edición de edición revisada). Vintage Digital.

Grawe, K. (2004). Terapia psicologica. Toronto: Hogrefe y Huber.

Grawe, K. (2007). Neuropsicoterapia: cómo las neurociencias informan una psicoterapia eficaz (1ª ed.). Routledge.

Powers, W. T. (1973). Comportamiento y control de la percepción. Nueva York: Aldine.


Cómo se expresa la coherencia entre cogniciones

Todos los modelos de coherencia y congruencia se refieren a la relación entre diferentes cogniciones (pensamientos, ideas, actitudes). La idea es que las personas siempre intentarán lograr armonía y coherencia en sus pensamientos. Cuando ocurre una inconsistencia, motivará a las personas a cambiar los pensamientos o actitudes donde existe un desequilibrio. Lo que sigue es un ejemplo sencillo.

Si Jeffrey se vuelve fanático del piloto de carreras de Fórmula 1 Lewis Hamilton, y se entera de que a Hamilton le gusta mucho una marca patrocinadora en particular, es muy probable que a Jeffrey también le empiece a gustar esa marca. A Hamilton le gusta la marca, y a Jeffrey también.

Los pensamientos y actitudes coherentes hacia un concepto son más fáciles para Jeffrey que tratar de averiguar por qué no le gusta la marca, mientras que su héroe es exactamente lo contrario. Jeffrey aún podría racionalizar los desacuerdos sobre el deporte, pero es más fácil si no lo hace. La inconsistencia entre conceptos, actitudes y fuentes a menudo & # 8211 pero no siempre & # 8211 conducirá a cambios.


Capítulo 12 - Personalidad

I. Extraversión: extrovertida, sociable, optimista, amistosa, asertiva.

ii. Neuroticismo: ansioso, hostil, consciente de sí mismo, inseguro, vulnerable.

iii. Apertura a la experiencia: curiosidad, flexibilidad, imaginación, artístico, poco convencional.

iv. Amabilidad: comprensivo, confiado, cooperativo, modesto, directo.

v. Conciencia: diligente, disciplinado, organizado, puntual, confiable.

  1. Perspectivas psicodinámicas
    1. Sigmund Freud
    2. Teorías psicodinámicas: todas las diversas teorías descienden del trabajo de Sigmund Freud, que se centra en las fuerzas mentales inconscientes.
    3. Estructura de la personalidad

    I. ID: componente instintivo y primitivo de la personalidad que opera de acuerdo con el principio del placer.

    1. Principio del placer: que exige la gratificación instantánea de sus impulsos.

    ii. Ego: componente de la personalidad para la toma de decisiones que opera de acuerdo con el principio de realidad.

    1. Principio de realidad: busca retrasar la gratificación de los impulsos de la identificación hasta que se puedan encontrar salidas y situaciones adecuadas.

    iii. SuperEgo: componente moral de la personalidad que incorpora estándares sociales sobre lo que representa el bien y el mal.

    I. Consciente - Todo lo que uno es consciente en un momento particular en el tiempo.

    ii. PreConscious - Material justo debajo de la superficie de la conciencia que se puede recuperar fácilmente.

    iii. Inconsciente: pensamientos, recuerdos y deseos que están muy por debajo de la superficie de la conciencia consciente, pero que, sin embargo, ejercen una gran influencia en el comportamiento.

    iv. Freud cree que los conflictos en la agresión y los impulsos sexuales en el DI, el ego y el superego determinan el comportamiento.

    I. La ansiedad es causada por conflictos inconscientes entre Ego, ID y SuperEgo.

    ii. Mecanismos de defensa: reacciones en gran parte inconscientes que protegen a una persona de emociones desagradables como la ansiedad y la culpa.

    iii. Racionalización: creación de excusas falsas pero plausibles para justificar un comportamiento inaceptable.

    iv. Represión: mantener los pensamientos y sentimientos angustiantes enterrados en el inconsciente.

    v. Proyección: atribuir los propios pensamientos, sentimientos o motivos a otro.

    vi. Desplazamiento: desviar los sentimientos emocionales (generalmente ira) de su fuente original a un objetivo sustituto.

    vii. Formación de reacción: comportarse de una manera que es exactamente lo opuesto a los verdaderos sentimientos de uno.

    viii. Regresión - Reversión a patrones de comportamiento inmaduros.

    ix. Identificación: reforzar la autoestima formando una alianza imaginaria o real con alguna persona o grupo.

    I. Etapas psicosexuales: períodos de desarrollo con un enfoque sexual característico que dejan su huella en la personalidad adulta.

    ii. Fijación: no avanzar de una etapa a otra como se esperaba.

    una. Complejo de Edipo: los niños manifiestan deseos con tintes eróticos por sus padres del sexo opuesto, acompañados de sentimientos de hostilidad hacia sus padres del mismo sexo.

    4. Etapas de latencia y genitales: desde los 6 años hasta la pubertad.

    1. Psicología analítica de Jung
      1. Carl Jung
      2. Inconsciente personal: contiene material que no está dentro de la conciencia consciente porque ha sido reprimido u olvidado.
      3. Inconsciente colectivo: almacén de huellas de memoria latente heredadas del pasado ancestral de las personas.
      4. Arquetipos: imágenes cargadas emocionalmente y formas de pensamiento que tienen un significado universal.
      5. Introvertidos: tienden a estar preocupados por el mundo interno de sus propios pensamientos, sentimientos y experiencias.
      6. Extravertidos: tienden a estar interesados ​​en el mundo externo de las personas y las cosas.
      1. Alfred Adler
      2. La lucha por la superioridad: un impulso universal para adaptarse, mejorarse y dominar los desafíos de la vida.
      3. Compensación: Esfuerzos para superar las inferioridades reales o imaginadas mediante el desarrollo de las propias habilidades.
      1. B.F. Skinner Ideas adaptadas a la personalidad
      2. Conductismo: orientación teórica basada en la premisa de que la psicología científica debe estudiar únicamente el comportamiento observable.
      3. Afirmó que no había libre albedrío.
      4. La personalidad es un producto del condicionamiento.
      5. Tu personalidad se forma a lo largo de la vida.
      1. Albert Bandera
      2. Teoría cognitiva social: las personas son moldeadas por sus entornos y las personas moldean sus entornos con metas, etc.
      3. Determinismo recíproco: los eventos mentales internos, los eventos ambientales externos y el comportamiento manifiesto se influyen mutuamente.
      4. Aprendizaje por observación: cuando la respuesta de un organismo se ve influenciada por la observación de otros, que se llama modelos.
      5. Modelo: una persona cuyo comportamiento es observado por otro.
      6. Autoeficacia: la creencia de uno sobre la capacidad de realizar conductas que deberían conducir a los resultados esperados.

      I. Una mayor autoeficacia o una mayor autoconfianza conduce a un mejor desempeño.


      Desafío en diferentes modalidades de consejería

      Es probable que el uso del desafío se vea diferente según la modalidad del terapeuta.

      En terapias conductuales

      En terapias conductuales como la TCC, es probable que el terapeuta destaque las distorsiones cognitivas.

      El terapeuta puede liderar la búsqueda de formas para que el cliente adapte sus procesos de pensamiento. Esta es una de las formas de desafío más dirigidas por terapeutas.

      En análisis transaccional

      Un analista transaccional puede resaltar las interacciones del cliente en la relación utilizando el modelo Padre-Adulto-Niño, de modo que el cliente pueda identificar dónde su estado del ego puede estar contribuyendo a las dificultades en sus relaciones y para fortalecer el estado del ego adulto.

      Esta forma de desafío es psicoeducativa y ayuda al cliente a identificar y cambiar la forma en que interactúa con los demás.

      En terapia centrada en la persona

      Es probable que un desafío en la terapia centrada en la persona sea más indirecto y se centre en resaltar la incongruencia en el proceso del cliente.

      Esto puede ayudar al cliente a identificar dónde sus condiciones de valía o valores introyectados están en conflicto con su yo auténtico y dar sentido a sus conflictos internos.

      En la terapia centrada en la persona, el desafío se ofrece de manera tentativa y es una intervención no directiva.

      Descarga gratuita del folleto

      Cuándo usar el desafío en la relación de consejería


      Evaluación del enfoque humanista (AO3):

      (1) PUNTO: Una fuerza del enfoque humanista es que no es determinista. EXPLICAR / EJEMPLO: Por ejemplo, según este enfoque, un individuo tiene la capacidad de determinar su propio desarrollo. ELABORACIÓN: Esta es una fortaleza porque, Significa que este enfoque del comportamiento humano no reduce el comportamiento humano a comportamientos simples preprogramados, sino que considera la capacidad del individuo para determinar su propio comportamiento.

      (2) PUNTO: Una fuerza del enfoque humanista es que no es reduccionista. EXPLICAR / EJEMPLO: Por ejemplo, los humanistas rechazan cualquier intento de dividir el comportamiento y la experiencia en componentes más pequeños. ELABORACIÓN: Esto es un fuerza porque significa que el enfoque puede tener mucho más validez que sus alternativas al considerar el comportamiento humano significativo dentro de su contexto de la vida real.

      (1) PUNTO: Una debilidad del enfoque humanista es que hay evidencia criticar el enfoque humanista. EXPLICAR / EJEMPLO: Por ejemplo, muchas cualidades consideradas deseables por el enfoque (autonomía, crecimiento personal) se asocian más fácilmente con una cultura individualista que colectivista. ELABORACIÓN: Esta es una debilidad porque el enfoque puede considerarse etnocéntrico y culturalmente sesgado.

      (2) PUNTO: Una debilidad del enfoque humanista es que puede ser criticado por tener limitaciones aplicaciones. PRUEBA / EJEMPLO: Por ejemplo,el enfoque se describe como un conjunto flexible de componentes más que como una teoría comprensiva. ELABORACIÓN: Esto es un debilidad porque si bien ha revolucionado la terapia de asesoramiento, el enfoque ha tenido poco impacto en la psicología en general.

      (3) PUNTO: Una debilidad del enfoque humanista es que no aboga por el uso de metodos cientificos. PRUEBA / EJEMPLO: Por ejemplo,conceptos humanistas como congruencia y autoactualización no se pueden probar científicamente con exploraciones o experimentos cuidadosamente construidos. ELABORACIÓN: Esto es un debilidad porque significa que la teoría no se puede medir objetivamente.


      Fundamentos de la teoría de Roger

      El estudio de la personalidad humana se ha vuelto cada vez más complejo. Lo que Rogers vio como un "eslabón perdido" en lo que entonces eran los métodos tradicionales de tratamiento clínico fue lo que identificó como terapia centrada en la persona. Entre los principios que defendía estaba el de que dentro de los tratamientos de su época había una incongruencia en esas relaciones.

      Se consideraba que las teorías y metodologías tempranas, como la de Freud, objetivaban al paciente, creando así una relación incongruente o desincronizada. Rogers cuestionó el modelo psicoanalítico reemplazándolo por su psicología humanista.

      Una vez más, es importante reconocer su objetivo en el desarrollo de la & # 8220 psicoterapia rogeriana & # 8221, la validación a través del estudio científico y la experiencia clínica.

      Si bien hay muchas áreas dentro de la teoría rogeriana, una que vale la pena señalar es la conocida como Campo fenomenal. Consiste en la realidad percibida. El mundo siempre cambiante de la experiencia externa e interna. Se da prioridad a lo que una persona entiende que es verdad (realidad percibida) en lugar de lo que realmente es verdad. La consejería comienza con el campo fenomenal.


      Tendencia de actualización de Carl Rogers y terapia centrada en la persona

      El psicoterapeuta y psicólogo humanista Carl Rogers comenzó su carrera trabajando con niños.

      Más tarde, cuando su trabajo cambió para incluir el trabajo con adultos y la enseñanza, comenzó a articular su enfoque terapéutico.

      A medida que aumentaba sus habilidades y experiencia, surgió un enfoque sólido: la Terapia Centrada en el Cliente (más tarde llamada Terapia Centrada en la Persona).

      En 1942, publicó su primer libro sobre el tema titulado, Counseling and Psychotherapy.

      In true humanistic psychology fashion, Rogers welcomed his theories being adapted by others to fit their needs. It was his openness to possibilities and empathic nature that both drew people to him and encouraged criticism of his theories.

      Before you read on, we thought you might like to download our 3 Positive Psychology Exercises for free. These science-based exercises will explore fundamental aspects of positive psychology including strengths, values, and self-compassion, and will give you the tools to enhance the wellbeing of your clients, students, or employees.

      Puede descargar el PDF gratuito aquí.


      Psicosis

      Within the context of bipolar disorder, both mood congruence and incongruence are used to describe a psychotic feature of the disease. We don't use mood congruence, for example, to describe a person with bipolar disorder who has a reasonable response to a situation. The terms simply allow us to classify any false beliefs a person may have in order to provide appropriate treatment. We refer to these false beliefs as psychoses.

      Psychosis is simply a break from reality, a condition which more often happens during a manic episode and even a depressive episode (but never with a hypomanic episode). Psychosis involves hallucinations (experiencing things that are not real) and/or delusions (believing things that are not real).


      Humanist Approach Evaluation (AO3):

      (1) POINT: A strength of the Humanist Approach is that it is not deterministic. EXPLAIN/EXAMPLE: Por ejemplo, according to this approach an individual has the ability to determine their own development. ELABORATION: This is a strength because, it means that this approach to human behaviour doesn’t reduce human behaviour down to simple pre-programmed behaviours, instead it considers the individuals ability to determine their own behaviour.

      (2) POINT: A strength of the Humanist Approach is that it isn’t reductionist. EXPLAIN/EXAMPLE: Por ejemplo, humanists reject any attempt to break up behaviour and experience into smaller components. ELABORATION: This is a fuerza because it means that the approach may have much more validity that its alternatives by considering meaningful human behaviour within its real-life context.

      (1) POINT: A weaknesses of the Humanist Approach is that there is evidence to criticise the humanistic approach. EXPLAIN/EXAMPLE: For example, many qualities considered desirable by the approach (autonomy, personal growth) are more readily associated with an individualistic, rather than collectivist culture. ELABORATION: This is a weaknesses because the approach can be considered to be ethnocentric and culturally bias.

      (2) POINT: A weaknesses of the Humanist Approach is that it can be criticised for having limited applications. EVIDENCE/EXAMPLE: Por ejemplo,the approach is described as a loose set of components rather than a comprehensive theory. ELABORATION: This is a weakness because whilst it’s revolutionised counselling therapy the approach has had little impact on psychology generally.

      (3) POINT: A weaknesses of the The humanistic approach is that it does not advocate the use of scientific methods. EVIDENCE/EXAMPLE: Por ejemplo,humanistic concepts such as congruence and self –actualisation cannot be scientifically tested with scans or carefully constructed experiments. ELABORATION: This is a weakness porque it means that the theory cannot be measured objectively.


      How the Core Conditions Facilitate Change

      Why are Rogers’ ideas about the six necessary and sufficient conditions so important to facilitate change within the client?

      To answer this, we need to turn back to the 1930s and 1940s, when psychoanalysis was the predominant therapy.

      Unlike person-centred therapy, psychoanalysis relied on the therapist being a blank slate, distancing themselves from the client, and not getting involved on a personal level.

      In other words, the therapist reveals little or nothing of their own personality in therapy. They adopt a veil of expertise and act as the expert.

      They even had terms for the two roles in the world of psychoanalysis: ‘analyst’ y ‘analysand’.

      Psychoanalysis focused strongly on the past rather than on the here and now.

      Rogers challenged this view and decided to find another way of therapy.

      Abraham Maslow termed Rogers’ approach humanism, the ‘third force’ in psychology (psychoanalysis being the first, and behaviourism the second).

      This humanistic approach was pioneered by Rogers, Maslow, Rollo May and other psychologists.

      For humanism to work, the therapist had to be – you’ve guessed it – a human being!

      The therapist had to be real, genuine and active in the therapeutic relationship.

      Rogers believed that one of the reasons that people struggled in their lives was because they were working to conditions of worth and introjected values.

      Individuals were living life on other people’s terms – and were withholding, muting or pushing down their own organismic valuing process. The people they wanted to be, were being pushed away by themselves to please others.

      Rogers believed that by using the core conditions of empathy, congruence and unconditional positive regard, the client would feel safe enough to access their own potential.

      The client would be able to move towards self-actualisation, as Maslow called it, to be able to find the answers in themselves.

      Other Key Concepts of Person Centred Therapy

        - How clients start to emotionally grow through the process of therapy. - Rogers' theory of personality based on the philosophy of Phenomenology. - How as humans you sometimes trust others' judgments over your own experience. - A new idea in the Person Centred approach developed by the well-known therapist and writer Dave Mearns. - Such as Fragile Process by Margret Warner

      An Ethical Dimension to the Core Conditions

      In his book Learning and Being (PCCS Books, 2002 p50), Tony Merry makes the point that there’s an ethical dimension to these core conditions – because they allow the therapist to form a view on whether therapy can take place.

      If psychological contact isn’t present, Merry observes:

      ". modern developments in person-centred theory have focused on the first condition — that two persons are in psychological contact. Whilst it may seem obvious in counselling (and other) situations, it remains a fact that some clients are unable to form meaningful relationships with counsellors, or can do so only with considerable difficulty. Examples include some people experiencing psychotic episodes, or those in catatonic states."

      A Critical View

      There are critical voices who are not convinced that counsellors can consistently display the core conditions in the therapy room.

      One such detractor is author Jeffrey Masson. He writes in his book Against Therapy (Untreed Reads 2012):

      "But if we examine these conditions, we realize that they appear to be genuine only because the circumstances of therapy are artificial. Precisely because the client is seen for only a limited time (less than an hour, once a week), the therapist is (in theory whether it actually happens is something else again) able to suspend his judgment. In fact, the therapist is not a real person with the client, for if he were, he would have the same reactions he would have with people in his real life, which certainly do not include "unconditional acceptance," lack of judging, or real empathic understanding.

      We do not "really accept" everybody we meet. We are constantly judging them, rejecting some, avoiding some (and they us) with good reason. No real person really does any of the things Rogers prescribes in real life. So if the therapist manages to do so in a session, if he appears to be all-accepting and all-understanding, this is merely artifice it is not reality. I am not saying that such an attitude might not be perceived as helpful by the client, but let us realize that the attitude is no more than playacting. It is the very opposite of what Rogers claims to be the central element in his therapy: genuineness."

      Putting It All Together

      If the six conditions are present, then – by default, according to Rogers’ theory – therapy will take place.

      Over the years, many people have criticised person-centred therapy, asking ‘’How is it possible for a therapist to offer those conditions consistently in the therapy room?"

      And to be fair, it can be difficult.

      We’re all human beings, and sometimes our ‘volume control’ on the core conditions can turn up and down.

      But if it is our genuine intention to offer them, then almost certainly our clients will benefit.

      It’s not unusual for people who train in person-centred therapy to take those conditions of empathy, congruence and unconditional positive regard into their own daily lives, using them in their interactions with people other than clients.

      While we aim to set our 'volume control to full-on' in the therapy room, we might 'turn it down a little' in everyday life, because not everybody wants therapy – as well as there being many reasons why it’s not a good idea to counsel friends or relatives.


      Chapter 12 - Personality

      i. Extraversion – Outgoing, Sociable, Upbeat, Friendly, Assertive.

      ii. Neuroticism – Anxious, Hostile, Self-Conscious, Insecure, Vulnerable.

      iii. Openness to Experience – Curiosity, Flexibility, Imagitiveness, Artistic, Unconventional.

      iv. Agreeableness – Sympathetic, Trusting, Cooperative, Modest, Straightforward.

      v. Conscientiousness – Diligent, Disciplined, Organized, Punctual, Dependable.

      1. Psychodynamic Perspectives
        1. Sigmund Freud
        2. Psychodynamic Theories – All Diverse Theories descended from work of Sigmund Freud, which focus on Unconscious Mental Forces.
        3. Structure of Personality

        i. ID – Primitive, Instinctive Component of Personality that Operates according to Pleasure Principle.

        1. Pleasure Principle – Which Demands Instant Gratification of its Urges.

        ii. Ego – Decision-Making Component of Personality that Operates according to Reality Principle.

        1. Reality Principle – Seeks to Delay Gratification of the ID’s Urges until Appropriate Outlets and Situations can be Found.

        iii. SuperEgo – Moral Component of Personality that Incorporates Social Standards about what Represents Right and Wrong.

        i. Conscious – Whatever One is Aware of at a Particular Point in Time.

        ii. PreConscious – Material Just Beneath the Surface of Awareness that can be Easily Retrieved.

        iii. Unconscious – Thoughts, Memories, and Desires that are Well Below the Surface of Conscious Awareness but that Nonetheless Exert Great Influence on Behavior.

        iv. Freud Believes Conflicts in Aggression and Sexual Impulses in the ID, Ego, and SuperEgo determine Behavior.

        i. Anxiety is Caused by Unconscious Conflicts between Ego, ID, and SuperEgo.

        ii. Defense Mechanisms – Largely Unconscious Reactions that Protect a Person from Unpleasant Emotions such as Anxiety and Guilt.

        iii. Rationalization – Creating False but Plausible Excuses to Justify Unacceptable Behavior.

        iv. Repression – Keeping Distressing Thoughts and Feelings Buried in the Unconscious.

        v. Projection – Attributing one’s own Thoughts, Feelings, or Motives to Another.

        vi. Displacement – Diverting Emotional Feelings (Usually Anger) from their Original Source to a Substitute Target.

        vii. Reaction Formation – Behaving in a Way that is exactly the Opposite of one’s True Feelings.

        viii. Regression – Reversion to Immature Patterns of Behavior.

        ix. Identification – Bolstering Self-Esteem by Forming an Imaginary or Real Alliance with some Person or Group.

        i. Psychosexual Stages – Developmental Periods with a Characteristic Sexual Focus that Leave their Mark on Adult Personality.

        ii. Fixation – Failure to Move Forward from One Stage to Another as Expected.

        una. Oedipal Complex – Children Manifest Erotically Tinged Desires for Their Opposite Sex Parent, Accompanied by Feelings of Hostility toward their Same-Sex Parent.

        4. Latency & Genital Stages – Age 6 to Puberty.

        1. Jung Analytical Psychology
          1. Carl Jung
          2. Personal Unconscious – Houses Material that is not Within one’s Conscious Awareness Because it has been Repressed or Forgotten.
          3. Collective Unconscious – Storehouse of Latent Memory Traces Inherited from People’s Ancestral Past.
          4. Archetypes – Emotionally Charged Images and Thought Forms that have Universal Meaning.
          5. Introverts – Tend to be Preoccupied with the Internal World of their Own Thoughts, Feelings, and Experiences.
          6. Extraverts – Tend to be Interested in the External World of People and Things.
          1. Alfred Adler
          2. Striving for Superiority – A Universal Drive to Adapt, Improve Oneself, and Master Life’s Challenges.
          3. Compensation – Efforts to Overcome Imagined or Real Inferiorities by Developing One’s Abilities.
          1. B.F. Skinner Ideas adapted to Personality
          2. Behaviorism – Theoretical Orientation based on the Premise that Scientific Psychology should Study only Observable Behavior.
          3. Claimed there Was no Free Will.
          4. Personality is a Product of Conditioning.
          5. Your Personality is Shaped over a Lifetime.
          1. Albert Bandera
          2. Social Cognitive Theory – People are Shaped by their Environments, and People shape their Environments with Goals, etc.
          3. Reciprocal Determinism – Internal Mental Events, External Environmental Events, and Overt Behavior all Influence one Another.
          4. Observational Learning – When an Organism’s Responding is Influenced by the Observation of Others, who is called Models.
          5. Model – A Person whose Behavior is Observed by Another.
          6. Self-Efficacy – One’s Belief about One’s Ability to Perform Behaviors that Should Lead to Expected Outcomes.

          i. Higher Self-Efficacy or Higher Self-Confidence leads to better Performance.


          Consistency Theory

          Last time in &ldquoNeuropsychotherapy Basics&rdquo we looked at the four basic needs as defined by Klaus Grawe and based on earlier work by Seymour Epstein. In this blog I would like to take you through the consistency model that we touched on last time and consider how this theoretical model helps us understand psychopathology from a neural perspective.

          The Consistency Theory (Grawe, 2004, 2007) view of mental functioning is derived from both broadly accepted findings that goals and schemas govern mental activity, and from Grawe&rsquos own argument that goal formation is developed to satisfy the four basic needs we have previously discussed&mdashattachment control avoidance of pain and self-esteem enhancement. The core constructs of consistency and congruence are the keys to understanding the development and maintenance of both normal and pathological mental processes.

          Consistency is described as the &ldquocompatibility of many simultaneously transpiring mental processes&rdquo (Grawe, 2007, p.170), and is a systemic demand, on a neural level, for harmonious neural flow. When the relationship between intrapsychic processes and states are harmonious, there is a state of consistency. The human mental system strives to avoid inconsistency and develops various mechanisms to move from a dissonant, inconsistent state to a more harmonious state. Consistency regulation is predominantly unconscious and only rises to conscious awareness during exceptional circumstances. The mechanisms we use to avoid or correct strong states of inconsistency have been know as defense mechanisms, coping strategies, or affect regulation. Grawe considers consistency to be a core principle of mental functioning.

          Congruence is a construct that is expressed under the umbrella of consistency. Congruence is the harmony or compatibility between motivational goals and actual perceptions of reality. In other words, the way we perceive our interaction with the environment will have a certain correlation with our motivational goals (what we want so as to satisfy our basic needs), and the degree of agreement, is the degree of congruence. Incongruence signals (see Powers, 1973, perceptual control theory describing behaviour as a means of controlling perceptions) come from the feedback mechanism that contrasts our perceptions with our goals (see the diagram above where the loop between &ldquoExperiences and Behavior&rdquo connects to &ldquoMotivational Schemas&rdquo).

          So how does control and congruence play out in our mental lives? The key to understanding this is in an understanding of how motivational schemas direct our behaviour (see the above diagram to orientate yourself). A motivational schema is a way we have developed to satisfy and protect basic needs. There are many such schemas but they can be broadly divided into two classes: Approach schemata and Avoidance schemata. Each of these classes operate on different neural pathways. If someone grows up in an environment where needs have been met, especially in the first few years of life, then approach schemas of interacting with the environment are likely to develop and behaviour is generally approach orientated (we will talk about exactly what this behaviour looks like a little later). In stark contrast, someone who had needs continually violated and threatened is likely to develop avoidance schemas of interacting with the environment and will be orientated to behave in a more insecure, anxious and avoidant way than the individual who experienced a more secure and rewarding development. The understanding of attachment theory (Bowlby, 1988, 2008) is critical to the foundation of mental schemata and, in a nut shell, securely attached children will develop primarily approach motivational schemas and insecurely attached children will develop avoidance motivational schemas. (If you are new to this subject you can find a very simple description of attachment styles here)

          Going back to our diagram above let us consider some of the dynamics of congruence and consistency. There are three ways the system can experience inconsistency, through approach incongruence, avoidance incongruence and discordance. These upset the neural harmony of the system and there is a system demand to reduce this stress or dissonance. Let&rsquos look at each one individually.

          Approach Incongruence: If someone has a tendency to utilise avoidance motivational schemas, in other words, they have an established neural propensity to avoid perceived threats to their basic needs rather than approach goals to satisfy those needs, they can experience incongruent signals in regards to unfulfilled approach schemas (that may be much weaker than the avoidance schemas but nevertheless there). For example, a young man has a desire to meet a girl, but fear of rejection prevents him from introducing himself to a potential partner. The avoidant motivational schema is well established to protect the individual from the pain of rejection by another human being, and serves to protect whatever self-esteem and control over circumstances he has. However there is also a desire, a motivational schema, that would desire to approach, to apprehend, to secure a loving relationship with a partner and satisfy the need for attachment. But this desire is suppressed or overridden by the stronger avoidance schema, and thus the individual experiences approach incongruence.

          Avoidance Incongruence: This is the situation where avoidance doesn&rsquot work and whatever was feared actually happens. For example, our young man in the above example does make a move to ask a girl out on a date. If he is rejected (the undesired consequence his avoidance schema was developed to avoid) then he will be experiencing avoidance incongruence.

          Both these examples demonstrate incongruence in that there is a mismatch, or gap, between an actual experience (perception) and a goal.

          Discordance: This is when two or more motivational schemas are activated at the same time and are incompatible with one another. So this is not an incongruence between perception and goal, but rather two incompatible goals being activated simultaneously.

          Incongruence and discordance, and the affect that transpires along with them, can happen implicitly or explicitly and cause inconsistency in the system. Taken to extremes, inconsistency impairs an individuals effective engagement with the environment and leads to increasingly avoidant tendencies, stress, negative emotions, anxiety, and a range of serious mental difficulties as survival mechanisms dominate to protect the individual who is descending into a highly complex state of stress.

          If we can conceptualise our behaviour as trying to ganar o protect our basic needs, and that our style of doing this depends on our motivational schemas, which in turn have been shaped by our earlier experiences (of attachment in particular), then we can better understand how to attenuate positive approach behaviour and prevent or eliminate negative avoidance behaviour. This is essentially the art and the science of neuropsychotherapy.

          This series on Neuropsychotherapy Basics is primarily sourced from Grawe, K. (2007). Neuropsychotherapy: How the Neurosciences Inform Effective Psychotherapy. New York: Psychology Press. For a more detailed description of what has been discussed in this blog, and for associated references, I encourage you to read this book.

          Bowlby, J. (1988). A secure base: parent-child attachment and healthy human development. Nueva York: Basic Books.

          Bowlby, J. (2008). Attachment: Volume One of the Attachment and Loss Trilogy: Attachment Vol 1 (Attachment & Loss) (Revised edition edition.). Vintage Digital.

          Grawe, K. (2004). Psychological therapy. Toronto: Hogrefe & Huber.

          Grawe, K. (2007). Neuropsychotherapy: How the Neurosciences Inform Effective Psychotherapy (1st ed.). Routledge.

          Powers, W. T. (1973). Behavior and the control of perception. New York: Aldine.


          How consistency between cognitions is expressed

          All consistency and congruence models are about the relationship between different cognitions (thoughts, ideas, attitudes). The idea is that people will always try to achieve harmony and consistency in their thoughts. When inconsistency occurs it will motivate individuals to change the thoughts or attitudes where imbalance exists. What follows is a simple example.

          If Jeffrey becomes a fan of Formula 1 racing driver Lewis Hamilton, and he learns that Hamilton is very fond of a particular sponsor brand, it is very likely for Jeffrey to start liking that brand as well. Hamilton likes the brand, so Jeffrey does too.

          Consistent thoughts and attitudes to a concept are easier for Jeffrey than trying to figure out why he dislikes the brand, while his hero is the exact opposite. Jeffrey could still rationalise disagreements about the sport, but it is easier if he doesn’t. Inconsistency between concepts, attitudes and sources will often – but not always – lead to changes.


          Challenge in Different Counselling Modalities

          The use of challenge is likely to look different depending on the modality of the therapist.

          In Behavioural Therapies

          In behavioural therapies such as CBT, cognitive distortions are likely to be highlighted by the therapist.

          The therapist may take a lead in looking at ways for the client to adapt their thought processes. This is among the more therapist-led forms of challenge.

          In Transactional Analysis

          A transactional analyst may highlight the client’s interactions in the relationship using the Parent-Adult-Child model, so that the client can identify where their ego state may be contributing to difficulties in their relationships, and to strengthen the adult ego state.

          This form of challenge is psycho-educational and helps the client to identify and change the way they interact with others.

          In Person-Centred Therapy

          A challenge in Person Centred Therapy is likely to be more indirect, and to focus on highlighting incongruence in the client’s process.

          This may help the client to identify where their conditions of worth or introjected values are in conflict with their authentic self, and make sense of their internal conflicts.

          In person-centred therapy, challenge is offered tentatively, and is a non-directive intervention.

          Free Handout Download

          When to Use Challenge in the Counselling Relationship


          Ver el vídeo: Qué Es La Congruencia Y La Incongruencia Términos Vinculados Al Coaching (Enero 2022).