Información

Síntomas de la depresión de alto funcionamiento

Síntomas de la depresión de alto funcionamiento

La depresión de alto funcionamiento no es un diagnóstico oficial, pero podría estar experimentando síntomas de trastorno depresivo persistente.

“¿Por qué siempre me siento triste? No puedo deshacerme de este funk en el que estoy ".

Si alguna vez te has dicho esto a ti mismo, no estás solo. En todo el mundo, más de 264 millones de personas experimenta síntomas de depresión.

Pero tal vez aún pueda ir a trabajar, mantener relaciones y cumplir con sus responsabilidades diarias, incluso si algo no se siente del todo bien. Algunas personas llaman a esto "depresión de alto funcionamiento". ¿Te relacionas?

Si bien algunos usan el término depresión de alto funcionamiento, este no es un diagnóstico médico. También puede ser engañoso, ya que no existe una lista real de síntomas.

Además de eso, este término puede contribuir a cierto estigma en torno a la depresión.

Muchas personas usan el término depresión de alto funcionamiento, cuando lo que en realidad están describiendo es el trastorno depresivo persistente (PDD), anteriormente llamado distimia. Entonces, cuando hablamos de síntomas de depresión de alto funcionamiento, generalmente nos referimos a síntomas de TGD.

Dado que la depresión de alto funcionamiento no es un diagnóstico, no tiene síntomas establecidos. Pero el trastorno depresivo persistente sí lo hace, y a menudo es a lo que se refieren las personas cuando hablan de la depresión de alto funcionamiento.

Pero, ¿qué es PDD? Si bien tiene algunos síntomas similares a la depresión mayor, puede parecer que está pasando por debajo de la línea de un diagnóstico de depresión. Puede sentir:

  • cansado
  • energía baja
  • irritable
  • inquieto
  • neblinoso

Depresión de bajo nivel

Algunas personas pueden considerar esta depresión leve (en lugar de grave). Su estado de ánimo depresivo está presente durante al menos 2 años y dura la mayor parte del tiempo, la mayor parte del día.

Con el PDD, es posible que experimente sentimientos de depresión con más frecuencia de lo que no. Puede que te sientas muy triste, pero parece que no puedes sentirte mejor.

Problemas de sueño

Es bastante común que las personas con depresión tengan dificultades para dormir. Es posible que duerma demasiado o se sienta cansado la mayor parte del día.

También puede desarrollar insomnio, donde tiene problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido.

Cambios en el apetito

Es posible que no tenga mucho apetito o no tenga ganas de comer y note que está perdiendo peso. O, en cambio, podría encontrarse comiendo en exceso y aumentando de peso.

Baja autoestima

Con baja autoestima, es posible que tenga problemas con la confianza y la creencia de lo que es capaz de hacer. También podrías tener pensamientos críticos o negativos sobre ti mismo, o intentar compensar en exceso.

Dificultad para concentrarse o tomar decisiones.

Es posible que se encuentre atascado en la indecisión, agonizando por cada decisión que debe tomar. También podría tener dificultades para concentrarse, como en un proyecto de trabajo o en un libro que está leyendo.

Sentirse desesperanzado

Cuando se sienta desesperado, puede comenzar a pensar que las cosas nunca mejorarán. Puede ser difícil resolver un problema o concentrarse en algo positivo en su vida.

Solo un profesional de la salud puede diagnosticar el TGD y, a veces, primero será necesario descartar otras afecciones.

Algunas afecciones se parecen a (o se superponen) a la PDD.

Trastorno depresivo mayor (TDM)

En el trastorno depresivo mayor, sus síntomas pueden ser más graves que los del PDD, pero por períodos de tiempo más cortos, al menos 2 semanas.

Puede que:

  • Experimenta sentimientos profundos de preocupación, tristeza o desesperanza.
  • duerme o come muy poco o demasiado
  • falta de interés en las cosas que solías disfrutar
  • tiene pensamientos de autolesión

Trastorno bipolar

Anteriormente llamado depresión maníaca, el trastorno bipolar se caracteriza por episodios del estado de ánimo que involucran emociones intensas, problemas para dormir y pensamientos acelerados.

El trastorno bipolar es conocido por sus altibajos (manía o hipomanía), pero también puede tener episodios depresivos en el trastorno bipolar I y experimentar depresión en el trastorno bipolar II.

Los síntomas pueden incluir:

  • dificultad para concentrarse
  • sentirse desesperanzado
  • sentirse triste

Puede recorrer estos episodios altos y bajos, o incluso puede tenerlos al mismo tiempo.

Trastorno ciclotímico

También conocido como ciclotimia, este es un tipo de trastorno bipolar que a veces se considera más leve, pero aún puede experimentar altibajos en el estado de ánimo.

En el trastorno ciclotímico, experimentará cambios de humor durante al menos 2 años, incluidos síntomas de depresión.

Desorden de personalidad

Los trastornos de la personalidad tienen patrones de síntomas diferentes a los de la depresión o el trastorno bipolar. Casi siempre se diagnostican en la edad adulta y tienden a ser afecciones de por vida.

Si tiene un trastorno de la personalidad, es posible que le resulte más difícil responder adecuadamente a experiencias difíciles, como perder un trabajo. Un trastorno de personalidad puede afectar la forma en que se relaciona con los demás, lo que también puede afectar las relaciones.

Los ejemplos de trastornos de la personalidad incluyen:

  • trastorno límite de la personalidad (TLP)
  • trastorno de personalidad narcisista (NPD)
  • trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo (TOCP)

Trastorno afectivo estacional

Aunque el nombre más actualizado es trastorno depresivo mayor (TDM) con patrón estacional, probablemente lo conozca como depresión estacional o trastorno afectivo estacional (SAD).

Puede ser fácil confundir la depresión estacional con el TGD porque ambos involucran síntomas de depresión. Pero si experimenta depresión estacional, sus síntomas tenderán a aparecer durante épocas específicas del año.

Si cree que puede estar lidiando con PDD, hay algunas cosas que puede hacer.

Para recibir un diagnóstico de PDD, su médico debe descartar cualquier motivo físico de su depresión, ya que algunas afecciones médicas como los trastornos de la tiroides o los niveles bajos de vitamina D pueden simular los síntomas de la depresión. Por lo tanto, podrían comenzar con un examen físico y análisis de laboratorio.

Si se ha descartado una razón física, es probable que su médico le haga preguntas sobre su salud mental, pensamientos y sentimientos.

Criterios para PDD se basan en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, 5ª edición (DSM-5). Para que se aplique un diagnóstico de PDD, sus síntomas deben estar presentes durante al menos 2 años y no estar ausentes durante más de 2 meses.

Junto con los sentimientos de depresión o irritabilidad, también debe tener dos o más de estos otros síntomas:

  • cambios de apetito o comer en exceso
  • insomnio u otros problemas para dormir
  • tener poca energía o sentirse muy cansado
  • sentirte mal contigo mismo
  • dificultad para concentrarse o tomar decisiones
  • sentirse desesperanzado

Más que tener estos síntomas, también deben afectar una gran parte de su vida para que coincida con un diagnóstico de PDD. También es posible cumplir con los criterios para un diagnóstico de PDD y un diagnóstico de depresión mayor al mismo tiempo.

El plan de tratamiento de cada persona variará según su situación particular. Pero la investigación continúa mostrando que una combinación de medicación y terapia tiende a ser la forma más efectiva para tratar los síntomas de la depresión.

Es importante sentirse cómodo con un terapeuta que elija y estar de acuerdo con sus enfoques de la terapia. Pedir recomendaciones de amigos o de su médico es un buen punto de partida, pero es posible que deba probar algunas antes de encontrar una que le guste.

Puede resultar agotador vivir con un trastorno depresivo persistente. Y si no está seguro de la suma de sus síntomas, puede resultar frustrante tratar de obtener el diagnóstico correcto.

Si decide buscar apoyo profesional, un buen profesional de la salud mental puede ayudarlo a superar sus emociones y a idear un plan de tratamiento que satisfaga sus necesidades.

También puede obtener más información sobre las opciones de tratamiento para PDD aquí.


¿Qué es la depresión de alto funcionamiento y cómo es posible que la padezca?

Puede parecer que te las arreglas bien, pero estás sufriendo por dentro.

Para el mundo exterior, eres un ciudadano productivo. Algunos incluso podrían decir que eres un gran éxito. Pero cuando termina la jornada laboral, se gastan sus recursos internos. Dejas de cenar con tus amigos porque lo mejor que puedes hacer es dejarte caer en el sofá o sumergirte en la cama para estar listo para enfrentarte mañana.

Así es la vida cuando tienes lo que a veces se llama depresión de alto funcionamiento. Te las arreglas, te las arreglas, pareces estar manejando las cosas bien, pero estás sufriendo por dentro.

La depresión de alto funcionamiento no es & # x2019t un verdadero diagnóstico médico que ganó & # x2019t encontrará en la lista de Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, la biblia de la profesión de salud mental. Pero está apareciendo en los sitios web de los centros de tratamiento y en los blogs de salud como una forma de caracterizar a las personas con bajo estado de ánimo, poca energía y ansiedad, dicen los expertos.

Es un término útil, dice Johnny Williamson, MD, director médico del Centro de Tratamiento Residencial Timberline Knolls en Lemont, Illinois, porque es fácilmente comprensible y abarca a las personas que no necesariamente encajan perfectamente en el diagnóstico tradicional. categorías.

La mayoría de los tipos de alto funcionamiento tienen distimia (también conocida como trastorno depresivo persistente), una depresión de bajo grado caracterizada por energía rezagada o fatiga. Se trata de personas que en general son infelices en la vida, pero que no cumplen con la definición de depresión mayor, que es más grave. La distimia generalmente persiste durante dos o más años. Pero si lo tienes, probablemente te pongas cara de valiente y sigas con tus asuntos.

La distimia puede ser difícil de diagnosticar porque & # x201Cit & # x2019 es gradual y un poco furtiva & # x201D, dice el Dr. Williamson. Lo equipara a subir la temperatura de una habitación un grado a la vez. Las personas a menudo no reconocen que tienen un problema hasta que están hartas de sentirse tristes todo el tiempo o hasta que un evento estresante de la vida hace que sus emociones se desborden.

Incluso algunas personas con depresión mayor & # x2013el tipo clásico, episódico que causa bajo estado de ánimo o pérdida de interés o placer, entre otros síntomas & # xAD & # xAD & # x2013 pueden considerarse de alto funcionamiento. Suelen ser personas con mucha determinación que están dispuestas a soportar síntomas importantes sin pedir ayuda, explica el Dr. Williamson.

Anthony Rothschild, MD, profesor de psiquiatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts, cree que las personas con depresión mayor también son & # x201Chigh-funcional & # x201D. & # x201CSon & # x2019 médicos, abogados y jueces. y todos los ámbitos de la vida, pero sufren, & # x201D, dice. & # x201C & # x2019no están alcanzando su potencial. & # x201D

No existe ninguna prueba clínica para la depresión de alto funcionamiento. Pero los médicos de atención primaria y los profesionales de la salud mental hacer Utilice varias herramientas de detección para evaluar a los pacientes & # x2019 síntomas depresivos y funcionamiento. Por ejemplo, su médico puede hacerle preguntas como: ¿Está triste o triste? Lloras mucho ¿Tienes poca energía? ¿Tiene problemas para dormir?

Como parte de la evaluación de un nuevo paciente, el Dr. Rothschild a menudo plantea una pregunta simple. & # x201CI & # x2019 diré, & # x2018 ¿Qué haces para divertirte? & # x2019 Y si me miran, como, ¿De donde vienes?, entonces sé que es muy posible que estén sufriendo de depresión, & # x201D, dice.

Lo que califica como depresión de alto funcionamiento es algo subjetivo. Las personas a menudo cumplen tres o cuatro roles principales en sus vidas: vocación (es decir, trabajo o escuela) pareja íntima o cónyuge, padre y amigo o miembro de la comunidad, explica Michael Thase, MD, profesor de psiquiatría en la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania y compañía. -autor de Venciendo la tristeza: nuevos enfoques para superar la distimia y la depresión leve crónica. Evaluar qué tan activo es en sus roles puede ayudar a un profesional de la salud mental a evaluar la depresión de alto funcionamiento, dice. & # x201C Puede notar que hay & # x2019s un vacío en la vida extracurricular de esta persona & # x2019 & quot.

Steven Huprich, PhD, profesor de psicología en la Universidad de Detroit Mercy, dice que puede haber algo en una persona & # x2019s naturaleza & # x2013 & # x201Ca un tipo particular de autoimagen negativa & # x201D & # x2013 alimentando su infelicidad crónica. & # x201C Si alguien se me acerca y me dice: & # x2018 creo que tengo depresión de alto funcionamiento, & # x2019, es probable que no solo escuche acerca de los síntomas del estado de ánimo, sino que probablemente escuche algo sobre ser un poco perfeccionista, sentirme culpable mucho, sentirse autocrítico, & # x201D, dice.

Si está consciente de que no está rindiendo a la velocidad necesaria, también puede experimentar sentimientos de duda, ansiedad y pérdida de confianza, agrega el Dr. Williamson.

Desafortunadamente, puede ser fácil para las personas con depresión de alto funcionamiento pasar desapercibidas porque ocultan bien su sufrimiento. Sin apoyo, hay una gran cantidad de soledad y soledad, dice el Dr. Williamson.

Pero el hecho de que se las esté arreglando no significa que no necesite ayuda. Dado que el tratamiento de la depresión es altamente individualizado, el régimen de cada persona será diferente y puede incluir cambios en el estilo de vida, terapia de conversación y / o medicación.

Puede comenzar consultando a su médico de atención primaria, comunicándose con un programa de asistencia para empleados o llamando a un terapeuta. El punto importante, dicen los expertos, es buscar ayuda, porque la depresión es muy tratable.

& # x201C Por dónde empiezas con el tratamiento & # x201D, dice el Dr. Williamson, & # x201C es menos importante que el hecho de empezar. & # x201D

Para recibir nuestras noticias destacadas en su bandeja de entrada, regístrese en elBoletín de vida saludable


Lo que parece

Alguien con ansiedad de alto funcionamiento puede ser la imagen del éxito. Es posible que llegue al trabajo antes que los demás, impecablemente vestido y con el cabello bien peinado.

Los compañeros de trabajo pueden decir que su trabajo lo impulsa: nunca se ha pasado de una fecha límite o se ha quedado corto en una tarea determinada. No solo eso, sino que también está siempre dispuesto a ayudar a los demás cuando se lo pidan. Además, su agenda social también parece ocupada y llena.

Lo que otros tal vez no sepan (y lo que tú nunca compartirías) es que debajo de la superficie de un exterior aparentemente perfecto, estás luchando contra una constante oleada de ansiedad.

Puede haber sido la energía nerviosa, el miedo al fracaso y el miedo a decepcionar a los demás lo que lo llevó al éxito.

Aunque necesita desesperadamente un día libre para recuperarse, a menudo tiene demasiado miedo de llamar para informarle que está enfermo. Nadie creería que algo andaba mal, porque siempre te retrataste a ti mismo como si estuvieras bien.

Si estas características te suenan familiares, aquí tienes un vistazo a lo que podrías experimentar o lo que otros podrían observar de ti si tienes una ansiedad de alto funcionamiento.


11 formas de la vida real en que se puede manifestar la depresión de alto funcionamiento

Arriba, le proporcioné cuáles son los síntomas distímicos clínicamente indicativos del DSM-5. Ahora hablemos, en términos sencillos, de 11 formas en que algunos de estos síntomas pueden manifestarse en su vida real.

1. Dificultad para experimentar la alegría.

Con la depresión de alto funcionamiento, las cosas que solían brindarte placer, ya sea una clase de yoga apreciada o un ritual mensual de estar con tus amigas, ya no te brindan alegría. Pueden sentirse como cargas o eventos que desea evitar porque se sienten más como un esfuerzo que como un apoyo.

2. Criticidad implacable - de uno mismo y de los demás.

Es posible que tengas una narrativa interna implacable e invasiva que te critique a ti mismo, a los demás y al mundo en general. Piensas que eres un fracaso, piensas que tu jefe es un idiota, tu pareja es la persona más irritante que jamás haya vivido y la vida es solo un gran esfuerzo. Este patrón de pensamiento crónicamente negativo puede parecer algo que simplemente no puede apagar.

3. Dudas constantes de uno mismo.

Puede dudar constantemente de si está o no en la trayectoria profesional correcta, si está en la relación correcta, dudar de lo que está haciendo con su vida y de si puede soportar ser un adulto. Este patrón de duda constante sobre uno mismo puede ser situacional o generalizado, pero es algo que parece que no puedes superar.

4. Energía disminuida.

Si siente que pasar cada día es como caminar por una montaña con una mochila de rocas, si siente que ya no tiene la energía mental, emocional y física para manejar su vida, si sus niveles generales de energía están muy disminuidos, esto podría ser un signo de depresión de alto funcionamiento.

5. Irritabilidad o enojo excesivo.

Si te encuentras explotando por cosas pequeñas (tu pareja dice algo mal, tu compañero de trabajo estropeó un proyecto, tu hijo acaba de romper tu taza de café favorita), si te encuentras explotando de una manera que se siente desproporcionada para el evento, si la irritabilidad y la ira excesiva son algo con lo que estás luchando, esto puede ser una señal.

6. Las cosas pequeñas se sienten como cosas enormes.

Del mismo modo, si se siente abrumado o muy estresado por un evento que sucede y que tal vez no se hubiera sentido tan importante en el pasado (un amigo cancela los planes de fin de semana, las bolsas de la compra se rompen cuando las lleva adentro, su maldito trackpad deja de funcionar porque derramó un poco de café sobre él) y se siente como el fin del mundo en lugar de la molestia que es, si encuentra que sus respuestas al estrés son desproporcionadas al evento en sí, esto puede ser un signo de alta -depresión funcional.

7. Sentimientos de culpa y preocupación por el pasado y el futuro.

Te preocupa haber elegido la carrera equivocada en la universidad, te preguntas si estás en el programa de posgrado correcto, te preocupas por pagar todos esos préstamos estudiantiles, te preocupa que tu reloj biológico se esté agotando, te preocupa que te hayas casado mal pareja, te preocupas por quién cuidará de tus padres cuando sean mayores, etc. Todos tenemos estas preocupaciones de vez en cuando, pero si los sentimientos de culpa y preocupación por tu pasado y tu futuro se sienten generalizados y dominantes, esto puede ser más que la preocupación "normal".

8. Depender cada vez más de sus estrategias de afrontamiento.

Si necesita un tiempo prolongado de desconexión después del trabajo y los fines de semana, recurra a sus mecanismos de afrontamiento la mayoría de las veces, como sustancias o comportamientos como el consumo de alcohol, drogas, juegos excesivos, Netflix constante, etc., todo en un esfuerzo por escapar de su vida, esto podría hablar de una depresión subyacente.

9. Tristeza generalizada.

Si siente una sensación generalizada de tristeza de la que parece que no puede identificar la causa, si deja caer su máscara y armaduras de competencia sonriente cuando cierra la puerta detrás de usted, si siente una sutil sensación de desesperanza, esto podría hablar sobre la depresión de alto funcionamiento.

10. Buscando la perfección.

Este es difícil. En cierto modo, nuestra sociedad aprueba el perfeccionismo: obtener buenas calificaciones, ingresar a las Ivies, conseguir ese increíble trabajo tecnológico, esforzarse, esforzarse, esforzarse. Pero el perfeccionismo tiene un lado oscuro en el que esforzarse se convierte en demandas poco realistas de uno mismo y se golpea psicológicamente cuando no alcanza el listón que se estableció. Si se encuentra haciendo esto y le está causando angustia, tenga curiosidad sobre si esto es un signo de depresión de alto funcionamiento.

11. Incapacidad para descansar y reducir la velocidad.

Si necesita limpiar, ordenar y organizar la casa después de llegar a casa después de un agotador día de trabajo antes de siquiera considerar descansar, si se siente incómodo con la lentitud, la quietud y los períodos de tiempo en barbecho debido a la incomodidad pensamientos y sentimientos con los que entra en contacto cuando realmente disminuye la velocidad, esto podría ser un signo de depresión de alto funcionamiento.


¿Qué significa exactamente tener depresión "de alto funcionamiento"?

Cuando me diagnosticaron depresión por primera vez, muchas personas, incluso aquellas que me conocían bien, que se preocupaban por mí, respondieron con lo contrario de lo que necesitaba escuchar. Esto fue en parte porque no entendieron, pero también en parte porque vivimos en un mundo donde la opinión predominante es que la enfermedad mental es una debilidad y que una persona con depresión es alguien que no puede salir de su casa, duerme todo el tiempo. , carece de entusiasmo y descuida el cuidado personal. La mayoría de las veces, este no era yo en absoluto. E incluso cuando lo fue, logré mantenerlo oculto.

Escuché mucho de "¡Eres la última persona que me imagino deprimida!" o "Pero tienes tantas cosas a tu favor" y "¿Cómo puede alguien como tú tener depresión?" El efecto acumulativo de todo este comentario inútil fue poderoso. No me impidió buscar tratamiento, pero sí me impidió hablar abiertamente sobre mi enfermedad durante más de 15 años, porque una parte de mí sentía que no merecía ayuda.

Me diagnosticaron depresión por primera vez a los 19 años, y pasaron otros 13 años antes de que un profesional me diera un diagnóstico de trastorno depresivo mayor (TDM). En los últimos años, la frase "depresión de alto funcionamiento" apareció en mi radar. De inmediato, era algo con lo que podía relacionarme, aunque solo con una interpretación muy literal: era una persona con depresión de alto funcionamiento.

Es bastante imposible precisar dónde se originó la frase depresión de alto funcionamiento. "No creo que nadie lo sepa", dice a SELF el psicólogo Michael E. Silverman, Ph.D., profesor clínico asociado en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai.

Pero ciertamente tiene mérito: "Clínicamente, la depresión se caracteriza como un período de funcionamiento reducido, con los objetivos del tratamiento enfatizando la reducción de los síntomas", explica Silverman. “Sin embargo, esta caracterización es inadecuada, o al menos incompleta, cuando la persona demuestra un nivel de funcionamiento psicosocial positivo que supera el nivel promedio de los individuos no deprimidos”.

La depresión se presenta en variaciones de gravedad, dice Silverman, y puede ser difícil aterrizar en un diagnóstico específico. “Es decir, algunas depresiones resultan en discapacidad severa y hospitalización, mientras que otras depresiones son más parecidas a los 'heridos que caminan', es decir, el individuo funciona a lo largo de su vida diaria, pero no está funcionando de manera tan eficiente o productiva como antes o creen que deberían ". Él dice que una persona que podría identificarse como una persona con depresión de alto funcionamiento podría describir que se siente "como si estuviera constantemente caminando penosamente por el barro".

Cualquier discusión sobre la depresión de alto funcionamiento debe reconocer que esta terminología no es un trastorno clínico reconocido en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición (DSM-5) o utilizado en investigación. Además, no todos los profesionales de la salud mental están de acuerdo sobre si el uso del término "de alto funcionamiento" con respecto a la depresión es algo bueno o malo, o si alguien que se identifica con depresión de alto funcionamiento en realidad cumple con los criterios de diagnóstico para depresión en absoluto.

Esto se debe a que la depresión de alto funcionamiento, dependiendo de cómo la defina la persona que usa esa terminología, no requiere necesariamente una intervención clínica, mientras que un diagnóstico formal como el MDD sí lo hace, explica Silverman. Eso no significa que una persona que se identifica con depresión de alto funcionamiento no pueda beneficiarse de ver a un terapeuta, pero el TDM es un trastorno psiquiátrico formal para el que un profesional prescribirá un tratamiento, en forma de terapia y / o medicación.

Para comprender mejor los muchos matices de la depresión, puede ser útil pensar primero en cómo todas las personas tienen un estado de ánimo básico típico. "Tendemos a funcionar cerca de nuestra línea de base en la mayoría de los casos y, por supuesto, tenemos fluctuaciones que son tanto positivas como negativas", dice Jamie McNally, psicólogo y profesor adjunto de psicología y propietario de Sycamore Counseling Services en Michigan.

La mayoría de las personas tienen una comprensión general del TDM, un trastorno del estado de ánimo que interfiere con la capacidad de un individuo para funcionar en la vida cotidiana. Entonces, alguien con TDM tiene un estado de ánimo de referencia que está muy por debajo del nivel de referencia del individuo promedio. Sin embargo, con PDD, el estado de ánimo inicial para alguien con PDD es menos claro, y se encuentra en algún lugar entre la línea de base MDD y una línea de base "normal", explica McNally.

Silverman explica que en el DSM-5, los expertos básicamente colapsaron dos trastornos del estado de ánimo — el trastorno depresivo mayor crónico y la distimia — en uno: PDD. Antes de la versión más reciente del DSM, El PDD se conocía como distimia y se usaba para ayudar a identificar a alguien que experimentaba síntomas depresivos durante dos años o más, pero sin síntomas suficientes o con la gravedad suficiente para clasificarlos como MDD. (Hoy en día, la PPD y la distimia se usan a menudo de manera intercambiable). Cuando el MDD dura dos o más años, generalmente se clasifica como crónico. Por lo tanto, si bien tanto la PDD como la depresión mayor crónica tienen una duración de dos o más años en los adultos, difieren en gravedad.

Los síntomas de los dos trastornos son algo diferentes y pueden ser confusos, dice Silverman. (Puede aprender más sobre las diferencias muy sutiles aquí). También dice que el DSM-5 y los diagnósticos asociados no tienen ninguna utilidad real para la persona o el paciente promedio, sino que simplemente brindan una forma para que los médicos se comuniquen de manera eficiente entre sí sobre la experiencia de un individuo y el nivel actual de discapacidad.

"Sin embargo, en el caso de MDD versus PDD, no siempre es eficiente o claro", dice. “Por ejemplo, si recibo una llamada de un colega en California que busca ayuda con un paciente y me dice que el Sr. Jones tiene un diagnóstico de PDD, todavía no sé si el paciente tiene distimia o si se trata de una depresión mayor. crónico. Otra pregunta es, ¿qué diagnóstico triunfa sobre el otro? ¿Es decir, MDD o PDD? Esto se vuelve aún más confuso dado que un pequeño grupo de casos crónicos que cumplirían con los criterios de TDM no cumplirían con los criterios de TDF ".

Entonces, dado que, según la definición clínica, alguien diagnosticado con PDD en teoría tiene síntomas que no necesariamente afectan su capacidad para vivir su vida de la forma en que lo harían los síntomas de MDD, es posible que muchas personas con PDD se refieran a su situación como alta. -depresión funcional.

Pero Silverman también señala que el concepto psiquiátrico de "alto funcionamiento" y la caracterización clínica de la depresión ocurren en un espectro. “Mientras que un diagnóstico clínico de depresión tiene una discreta DSM-5 caracterización, el término "alto funcionamiento" no tiene una utilidad clínica significativa y es relativo a diferentes personas en diversas situaciones ", dice. "Por ejemplo, si bien un atleta profesional con PDD ciertamente se considera 'de alto funcionamiento', clínicamente hablando una persona que vive con esquizofrenia y que puede navegar con éxito un día de trabajo típico también puede considerarse 'de alto funcionamiento'".

Shameka Mitchell Williams, trabajadora social clínica con licencia en Baton Rouge, Luisiana, le dice a SELF que cree que el término depresión de alto funcionamiento también se ha utilizado con tanta frecuencia porque elimina parte de la ambigüedad asociada con una etiqueta como PDD. "¿Quién no preferiría ser considerado 'de alto funcionamiento' incluso si está deprimido, en lugar de estar deprimido persistentemente?" ella dice. "Hay un poco menos de estigma si uno todavía puede funcionar".

Menos estigma que rodea a quienes se consideran de alto funcionamiento puede significar más culpa, juicio y malentendidos para quienes no lo son, y podría hacer que las personas con depresión cuestionen la legitimidad de su propia enfermedad.


10 síntomas del autismo de alto funcionamiento

Las tasas de diagnóstico de autismo continúan aumentando, especialmente a medida que los padres y los profesionales se familiarizan con los síntomas del autismo de alto funcionamiento. Muchos pacientes están recibiendo la asistencia que necesitan para vivir una vida plena y productiva porque sus comportamientos inusuales ya no se ven como una simple incomodidad o excentricidad social. A medida que más profesionales médicos y de salud mental comprensivos aprendan a reconocer los síntomas más comunes del autismo, aumentará el número de intervenciones disponibles para las personas con autismo.

Sensibilidad emocional

Aunque a menudo se pasa por alto, la sensibilidad a las emociones es un problema común para las personas en el extremo superior del espectro autista. Estos individuos pueden funcionar en la vida cotidiana, pero luchan por controlar sus emociones de la misma manera que pueden hacerlo las personas neurotípicas o no autistas. Por ejemplo, una experiencia matutina frustrante, como quedarse sin leche o quedarse sin leche mientras conduce, puede causar irritabilidad y dificultad para concentrarse durante el resto del día. Las personas con autismo también pueden tener reacciones emocionales inusualmente intensas en comparación con el resto de la población.

Fijación en temas o ideas particulares

Hablar continuamente de los mismos temas en una conversación, tocar obsesivamente la misma canción repetidamente o leer cada artículo escrito sobre un tema determinado son algunas de las formas en que pueden manifestarse las fijaciones autistas. Estos intereses pueden ser negativos si se apoderan de la vida del individuo o interfieren en sus relaciones con los demás. Por supuesto, estas tendencias obsesivas también pueden ser útiles. Dan Aykroyd, escritor y protagonista de la exitosa película Cazafantasmas, se inspiró en su enfoque en los fantasmas y lo paranormal. Muchas otras personas autistas de alto funcionamiento se han centrado en las matemáticas, la biología o la escritura para inspirar carreras exitosas.

Rarezas lingüísticas

Los niños en el extremo del espectro del autismo de bajo funcionamiento generalmente tienen dificultades para aprender a hablar, desarrollar vocabulario y mantener conversaciones con los demás. Sus contrapartes en el extremo superior del espectro pueden comenzar a hablar mucho antes de lo normal y, a menudo, muestran un vocabulario impresionante. Pueden encontrar aburridas o difíciles de seguir las conversaciones con otras personas y pueden evitar hablar con sus compañeros. Muchas personas con autismo leve pueden parecer simplemente excéntricas durante las conversaciones, ya que sus diversos vocabularios, sus frecuentes interrupciones o su enfoque en temas particulares parecen rarezas en lugar de síntomas neurológicos.

Dificultades sociales

Los padres y maestros pueden notar que los jóvenes autistas tienen problemas para interactuar con sus compañeros. Estos síntomas de autismo de alto funcionamiento en niños y adolescentes pueden incluir un círculo social limitado, problemas para compartir juguetes o materiales y dificultad para completar el trabajo en grupo. A veces, los jóvenes se consideran tímidos, extravagantes o socialmente incómodos cuando realmente están lidiando con el autismo y necesitan servicios de asesoramiento que los ayuden a aprender las reglas sociales, ya que los problemas para interactuar con los demás generalmente provienen de la falta de comprensión del comportamiento apropiado con sus compañeros. La intervención temprana de los profesionales de la salud mental puede ayudar a los jóvenes autistas a aprender las mejores formas de interactuar con sus compañeros de clase y amigos potenciales.

Problemas para procesar las sensaciones físicas

Muchas personas con autismo tienen dificultades sensoriales. Pueden encontrar ruidos, sabores, olores o sentimientos específicos intolerables. Los lugares públicos ruidosos pueden provocar angustia emocional, al igual que la ropa incómoda o los toques no deseados. Estos problemas pueden ser perturbadores y estresantes, pero según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, los síntomas del autismo pueden mejorar con el tiempo a medida que los niños con autismo leve aprenden a regular su propio comportamiento a través del trabajo con profesionales.

Devoción a las rutinas

Las personas con autismo de alto funcionamiento suelen dedicarse a las rutinas. They may stick with routines developed for them by others, such as reading for exactly 15 minutes before going to bed or brushing their teeth exactly five minutes after eating a meal. Any sort of deviation from the routine, such as a parent needing to help a sick sibling at bedtime instead of reading to the affected individual could cause the person to become frustrated. The person with high-functioning autism may devote an exorbitant amount of time to performing their routines to the detriment of self-care, sleep, exercise, homework or learning.

Development of Repetitive or Restrictive Habits

Repetitive habits are another sign of high-functioning autism. Those habits could interfere with the person’s ability to do what they need to do or what others want them to do. One type of repetitive habit might be related to movement. The individual might have to tie and untie their shoes multiple times before they are satisfied and are able to start walking or leave the house. Some people develop restrictive habits that interfere with socially accepted living. For example, an individual might refuse to wear any other kind of shirt than a tee shirt. This could impact their health and well-being if they live in a place with cold weather.

Dislike of Change

A hallmark of high-functioning autism is a strong dislike of change. An individual might eat the same meal every day for breakfast, and they may eat it in the same quantity, on the same dish, and in the same place. Any disruption or change in the routine could cause an outburst in the individual. For example, if the usual brand of peanut butter has run out, and a different brand has been purchased instead, the person with high-functioning autism may have an outburst of anger or frustration. If someone has used their preferred dish, they may have a similar outpouring of volatility.

Focus on Self

People with high-functioning autism may have trouble developing deep social relationships with others. Part of this issue also includes an inordinate focus on self. A person with high-functioning autism may spend an excessive amount of time talking about themselves, not allowing another person to share a complete thought or response. This makes carrying on a conversation difficult. In the family or household setting, a person with high-functioning autism may only think of themselves when doing activities. For example, they might pour themselves a drink without asking if anyone else would also like a drink. They might take more than what others perceive as a fair share of a snack or treat, genuinely not thinking that others might also want some of the items.

Unusual Movement Patterns

A person with high-functioning autism may have unusual movement patterns. Toe walking is a common movement disorder. The person may walk on their toes or the ball and the toes of the feet without putting much bodyweight on the other parts of the foot. This can result in foot pain in the ball, hammertoe, or bunion from the excessive pressure. The shoes and socks may wear out in the forefoot area much faster than in the heel area. People who walk on their toes may experience more foot injuries, such as blisters, calluses, and corns on their footpads and toes. Toe walking is more common in young children and people with musculoskeletal, explains the American Academy of Orthopedic Surgeons.

Not all individuals with autism exhibit physical tics or an inability to maintain social ties. People with high-functioning autism usually present symptoms not originally associated with autism, and helping professionals must continue to push for recognition of the range of behaviors associated with the autism spectrum. Familiarity with these ten symptoms of high-functioning autism helps providers, parents, teachers and others coordinate the early treatment of a person with this condition.


What Is It Like to Have High-Functioning Anxiety and Depression?

People living with high-functioning anxiety and depression usually do not fit the stereotype of either disorder. In fact, many appear to be overachievers. The anxiety can serve as an energizer, driving the person towards achieving his or her goals. It’s later, when in private, that the symptoms of depression tend to emerge. Feelings of self-doubt and self-criticism, fatigue, helplessness or guilt, moodiness, and a desire to avoid interaction with others become intensified. Because the stereotypical image of depression or anxiety doesn’t match up with what people living with high-functioning anxiety and depression “look like,” it is hard to spot, even for sufferers to recognize in themselves. However, the symptoms of high-functioning anxiety and depression are the same as for non-high functioning anxiety and depression. The main difference is the ability to suppress or diminish the appearance of disruptions in life activities.

Many people living with high-functioning anxiety and depression are described as Type-A personalities or overachievers. They often excel at work or appear to be “super mom/dad” and seem to have it all under control. Other people may notice signs of high-functioning anxiety and depression but characterize the behaviors as “anal retentive” quirks or bad habits. And, many times, signs and symptoms of high-functioning depression and anxiety that others observe are given positive attributes, rather than being seen for what they are. For instance, anxiety and worry may be expressed as dwelling on minor details and viewed as perfectionism. What observers generally do not see are the private struggles with stress, sleeplessness, digestive issues, self-criticism, or feelings of sadness and gloom that had to be overcome to attain achievements.


Signs of High Functioning Anxiety

Often the signs and symptoms of high functioning anxiety seem to overlap on an emotional and behavioral level with other anxiety disorders such as specific phobias, social anxiety or panic disorders. People with HFA may feel that they have “the blues” or are depressed. While the melancholy of the blues lasts a few days or a couple of weeks, depression lasts longer and tends to be more severe, differing from anxiety.

Signs of high functioning anxiety include being unable to relax due to worry, being a workaholic, overthinking, overanalyzing tasks and second-guessing oneself. Other signs include scrupulosity, superstitious thoughts and behaviors. A person with HFA may feel an impending doom, but it is not the same as the impending doom emanating from clinical depression. Often those suffering from signs of high functioning anxiety don’t go to their physician for a mental health screening because they learn to live with its symptoms. Those who decide to reach out because something “just doesn’t feel right” or “I’m tired of feeling this way” usually find their symptoms treatable with counsel and medication.


How is Depression Different from Sadness?

What is the difference between depression and sadness? Given that the primary symptom associated with depression is sadness it can be hard to know how to make a distinction between the two psychological states.

But depression is more than just sadness, and not simply by a measure of degree. The difference doesn’t lie in the extent to which a person feels down, but rather in a combination of factors relating to the duration of these negative feelings, other symptoms, bodily impact, and the effect upon the individual’s ability to function in daily life.

Sadness is a normal emotion that everyone will experience at some point in his or her life. Be it the loss of a job, the end of a relationship, or the death of a loved one, sadness is usually caused by a specific situation, person, or event. When it comes to depression, however, no such trigger is needed. A person suffering from depression feels sad or hopeless about everything. This person may have every reason in the world to be happy and yet they lose the ability to experience joy or pleasure.

With sadness, you might feel down in the dumps for a day or two, but you’re still able to enjoy simple things like your favorite TV show, food, or spending time with friends. This isn’t the case when someone is dealing with depression. Even activities that they once enjoyed are no longer interesting or pleasurable.

What’s more, when you experience sadness triggered by a certain something you’re still able to sleep as you usually would, remain motivated to do things, and maintain your desire to eat. Depression, on the other hand, is associated with serious disruption of normal eating and sleeping patterns, as well as not wanting to get out of bed all day.

In sadness, you might feel regret or remorse for something you said or did, but you won’t experience any permanent sense of worthlessness or guilt as you might with depression. One of the diagnostic features of depression is this kind of self-diminishing, negative thought patterns.

Finally, self-harm and suicidal inclinations don’t arise from non-depressive sadness. Those struggling with severe depression may have thoughts of self-harm, death, or suicide, or have a suicide plan.

If you’re feeling suicidal or just need to talk, call the National Suicide Prevention Lifeline for free at 1-800-273-8255.


Multi-informant reports of psychiatric symptoms among high-functioning adolescents with Asperger syndrome or autism

The aim of the study was to examine psychiatric symptoms in high-functioning adolescents with autism spectrum disorders reported by multiple informants. Forty-three 11- to 17-year-old adolescents with Asperger syndrome (AS) or high-functioning autism (HFA) and 217 typically developed adolescents completed the Youth Self-Report (YSR), while their parents completed the Child Behavior Checklist (CBCL). Teachers of adolescents with AS/HFA completed the Teacher Report Form (TRF). The informants reported significantly more psychiatric symptoms, especially withdrawn, anxious/depressed, social and attention problems, in adolescents with AS/HFA than in controls. In contrast to findings in the general population, the psychiatric problems of adolescents with AS/HFA are well acknowledged by multiple informants, including self-reports. However, anxiety and depressive symptoms were more commonly reported by adolescents with AS/HFA and their teachers than their parents, indicating that some emotional distress may be hidden from their parents.