Información

¿La presión arterial alta puede provocar ansiedad?

¿La presión arterial alta puede provocar ansiedad?

Sé que la ansiedad conduce a la presión arterial alta debido a los aumentos de adrenalina.

También puede aumentar los niveles de cortisol que, como señala la Clínica Mayo:

  • frena funciones que serían no esenciales o perjudiciales en una situación de lucha o huida
  • altera las respuestas del sistema inmunológico
  • aumenta los azúcares (glucosa) en el torrente sanguíneo y
  • suprime el sistema digestivo, el sistema reproductivo y los procesos de crecimiento.

Según Jayne Leonard en Medical News Today (2019):

Tener presión arterial alta a largo plazo, a la que los médicos se refieren como hipertensión, puede hacer que las personas se sientan ansiosas por su salud y su futuro.

Y, aunque de manera interesante, señala que:

algunos medicamentos para la ansiedad pueden aumentar la presión arterial

No me refiero a miedos sobre la salud después de haber sido diagnosticado con hipertensión arterial debido a aterosclerosis arterial, por ejemplo.

A lo que me refiero es a la posibilidad de que el estrés / ansiedad sea causado por la presión arterial alta., tal vez creando una elevación de adrenalina o cortisol a través de algún tipo de conexión neuronal con el corazón y el suministro de sangre.

es posible?

La ansiedad puede conducir a la agresión y / u otros comportamientos - como ejemplo (como señaló @starckman en los comentarios) hay un estudio de Kouchaki & Desai (2015) que mostró un vínculo entre la ansiedad y el comportamiento poco ético en el lugar de trabajo - y Me preguntaba si la presión arterial alta no causada por problemas de salud mental podría conducir a esos problemas de salud mental y posiblemente elevar los problemas de presión arterial en un círculo vicioso..

Referencias

Kouchaki, M. y Desai, S. D. (2015). Ansioso, amenazado y también poco ético: cómo la ansiedad hace que las personas se sientan amenazadas y cometan actos poco éticos. Revista de psicología aplicada, 100(2), 360-375. https://doi.org/10.1037/a0037796

Leonard, J. (2019). ¿Cuál es el vínculo entre la ansiedad y la presión arterial alta? Noticias médicas hoy https://www.medicalnewstoday.com/articles/327212


El neuroticismo puede provocar hostilidad:

Un hallazgo clave en este estudio es la influencia del N en una variedad de tipos de angustia; Suls y Martin (2005) han observado la 'cascada neurótica' producida por N. Hiperreactividad, exposición diferencial a eventos negativos debido a los ambientes que las personas con alto N seleccionan y crean para sí mismas, valoración diferencial de eventos (p. Ej., Percibir experiencias como más preocupantes de lo que realmente son), transferencia emocional negativa y problemas para cambiar las formas desadaptativas de afrontar la angustia y los desafíos. todos se combinan para molestar a una persona con alta N, lo que puede volverla hostil. Sin embargo, N alto no impulsa la agresión narcisista dirigida hacia afuera.

Sin embargo, no tengo clara la diferencia entre ansiedad y neuroticismo, así como entre hostilidad y agresión.

Referencias

Egan, V. y Lewis, M. (2011). El neuroticismo y la amabilidad diferencian las expresiones de agresión emocional y narcisista. Personalidad y diferencias individuales, 50(6), 845-850. https://doi.org/10.1016/j.paid.2011.01.007


¿Puede la ansiedad crónica provocar hipertensión arterial?

Q: Soy un varón de 27 años. Tenía la presión arterial de 140/85 mm Hg hace un año. En ese momento tomé atenolol 25 g durante 4 meses y se volvió normal. También sufro de un problema de ansiedad crónica. Estoy tomando Anfree para mi ansiedad. Quiero saber si la ansiedad tiene alguna relación con la presión arterial alta y cuál es el tratamiento de la ansiedad crónica.

A:Es posible que la ansiedad crónica provoque un aumento de la presión arterial; sin embargo, aún falta una base de evidencia científica para ello. Hay algunos estudios que indican que la ansiedad crónica puede aumentar la morbilidad cardiovascular general, sin embargo, los datos que respaldan este aspecto aún no son robustos, posiblemente debido a la falta de suficiente investigación en esta área. En cualquier caso, una mejor evaluación y manejo de la ansiedad en general puede ayudar a la calidad de vida en general y posiblemente también beneficiar en términos de crecimiento ocupacional.

Dicho esto, hay varios trastornos de ansiedad y cada uno de los trastornos de ansiedad se trata de manera algo diferente en términos de medicamentos y otros tipos de tratamientos. Por lo tanto, le sugiero que consulte a un psiquiatra para obtener una evaluación integral de la ansiedad subyacente y ayudarlo a controlar / tolerar mejor la ansiedad.


Blog de PSYCH 424

Se ha realizado una cantidad sustancial de investigación para demostrar la correlación entre el estrés y las enfermedades físicas. Esta investigación demuestra que el estrés contribuye en gran medida tanto a la aparición como a la progresión de enfermedades físicas y mentales. Walter Cannon confirmó por primera vez el sistema de respuesta al estrés a fines de la década de 1920. Sus observaciones e investigaciones demostraron que ciertos factores estresantes como la falta de oxígeno, el frío extremo y los incidentes emocionales conducen a la liberación de las hormonas del estrés epinefrina y norepinefrina de las glándulas suprarrenales. Cannon descubrió que la respuesta del cerebro a la hormona aumenta la frecuencia cardíaca y la respiración del cuerpo, atenúa el dolor, libera azúcar y grasa y lleva sangre de la digestión a los músculos esqueléticos. Cannon llamó a este concepto lucha o huida. Sin embargo, existen alternativas al método de estrés de los Cannons, luchar o huir, que incluyen retirarse, retroceder y luego conservar energía, y también “atender y entablar amistad”, que es común entre las mujeres y es un medio para buscar y brindar apoyo. El método de retirarse, retroceder y luego conservar energía se ve con mayor frecuencia después de la muerte de un ser querido. En estas circunstancias, la mayoría de la gente se retira de la situación en estado de shock. Luego se dan cuenta de lo que ha sucedido y se alejan de la situación y comienzan a mostrar respuestas emocionales como el llanto. El último paso al observar este método es conservar energía. Esto incluye posiblemente acostarse o dejar de llorar frenéticamente. El método de "cuidar y entablar amistad" ocurre con mayor frecuencia con las mujeres como reacción al estrés. Se considera que este método es el que muestra cómo las mujeres manejan el estrés de manera diferente y, por lo general, con más éxito que los hombres. Este método va desde pedirle direcciones a un extraño hasta hablar por teléfono con familiares y amigos. Las mujeres buscan apoyo social con más frecuencia que los hombres en momentos de estrés.

La enfermedad física está asociada con el estrés debido al sistema de respuesta biológica del cuerpo que se ocupa del estrés. Algunos estudios a gran escala en humanos y animales han demostrado que los factores estresantes incontrolables aumentan la tendencia a las lesiones gástricas y reducen las defensas inmunitarias. Un estudio de treinta años sobre el trabajo de alto estrés de los controladores de tránsito aéreo ayuda a demostrar que no solo es un efecto biológico sino también una respuesta ambiental / conductual. El estudio de treinta años mostró un aumento en la presión arterial alta entre los controladores de tráfico aéreo, que se supone que se debe a sus trabajos de alto estrés trabajando en sus sistemas nerviosos. Sin embargo, en 1987, DeFrank estableció que la presión arterial alta se debía a un aumento en el consumo de alcohol entre los controladores de tráfico aéreo. Su salud no solo fue causada por el efecto biológico de años de estrés, sino por la respuesta conductual de la bebida debido a su mayor estrés. Es como el dicho: "¿Qué fue primero el huevo o la gallina?" El estrés provocó que la bebida y la bebida llevaran a la presión arterial alta. Es posible que el estrés no haya causado directamente la presión arterial alta, pero sí provocó un cambio en las respuestas de comportamiento dentro de los controladores de tráfico aéreo.

Es importante recordar que no todo el estrés es malo para el cuerpo o la mente. ¿Alguna vez el estrés en la escuela o en el trabajo le ha impulsado a lograr algo que valga la pena y le ha ayudado a desarrollar nuevas habilidades? Muchos psicólogos han descubierto que no todo el estrés es malo. El estrés puede ayudar a la motivación, la resolución de problemas y la lucha contra las infecciones. Incluso las situaciones más estresantes, como sobrevivir al cáncer, pueden tener un efecto positivo en la vida de las personas. Algunos sobrevivientes de cáncer emergen con una espiritualidad recién descubierta o una autoestima más fuerte debido al estrés que soportaron y luego conquistaron. Una batalla personal con problemas de salud a largo plazo puede ser muy difícil y estresante, sin embargo, algunas personas comienzan a desarrollar una nueva autoestima y nuevos sueños y deseos debido a ello. Cuando alguien sobrevive a una enfermedad o una situación que pone en peligro su vida la mayoría de las veces, una persona se tomará la vida con menos seriedad y vivirá todos los días agradecida de estar viva. Esta actitud es la que ayuda a la mayoría de los supervivientes a afrontar la situación que ha surgido en sus vidas.

Fue este resultado de estrés positivo lo que ayudó a moldear mi vida en lo que es hoy. Mi primer semestre en la universidad me enfermé gravemente con lo que creía que era un horrible virus estomacal. A medida que pasaban los días y luego las semanas y los síntomas empeoraban, comencé a ver médicos y especialistas a diario. Tuve que dejar la escuela y pronto me hospitalizaron. Los médicos tardaron semanas en descubrir finalmente qué estaba mal y planificar un curso de acción. Un trauma anterior me había dañado el hígado, lo que me impedía procesar los alimentos, lo que luego se convirtió en dos meses de no comer y sentirme muy cerca de las puertas de la muerte. Después de meses de estar demasiado enfermo para caminar sin desmayarme, todavía recuerdo el primer día que caminé con éxito alrededor de mi casa, y luego por la cuadra e incluso puedo recordar el aire fresco después de pasar tanto tiempo en los hospitales y acostado en la cama. Sentí una sensación de alegría y entusiasmo por la vida y las cosas más pequeñas que nunca antes había sentido. El estrés de estar tan enfermo y el resultado positivo de mejorar cambiaron por completo mi punto de vista sobre la vida. Volví a la escuela un año después con la mayor autoestima que había tenido en mi vida y el deseo general de preocuparme menos y experimentar más. A pesar de todo el estrés de estar enfermo e incluso del estrés de tener que poner mi vida en espera, el resultado fue algo que nunca podría haber logrado sin pasar por todo ese estrés en primer lugar.

En conclusión, el estrés es algo con lo que todo el mundo tiene que lidiar en algún momento de su vida. La diferencia entre poner en peligro su salud y realizar tareas estresantes es cómo maneja el estrés. Es importante encontrar algo que ayude a aliviar el estrés de una manera que se adapte individualmente.

Myers, David G. "Explorando la psicología en módulos". (7ª ed.). (2008) Holland, MI: Worth, 2008. Imprimir.

& # 8220 Estrés y salud. & # 8221 Manual de Cambridge de psicología, salud y medicina. Cambridge: Cambridge University Press, 2007.

"Es posible que siempre lo hayas sospechado, pero un estudio sugiere que las mujeres Hacer Afronte el estrés de manera diferente a los hombres ". Agosto de 2000.

Esta entrada se publicó el lunes 1 de diciembre de 2014 a las 2:59 am y está archivada en Sin categoría. Puede seguir cualquier comentario a esta entrada a través de la fuente RSS 2.0. Puede dejar un comentario o un trackback desde su propio sitio.


Noches de insomnio relacionadas con la presión arterial alta

Una mala noche de sueño puede provocar un aumento en la presión arterial esa noche y el día siguiente, según una nueva investigación dirigida por la Universidad de Arizona.

El estudio, que se publicará en la revista Medicina psicosomática, ofrece una posible explicación de por qué se ha demostrado que los problemas del sueño aumentan el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular e incluso muerte por enfermedad cardiovascular.

El vínculo entre la falta de sueño y los problemas de salud cardiovascular está cada vez más establecido en la literatura científica, pero la razón de la relación se comprende menos.

Los investigadores se propusieron aprender más sobre la conexión en un estudio de 300 hombres y mujeres, de 21 a 70 años, sin antecedentes de problemas cardíacos. Los participantes usaron brazaletes portátiles para la presión arterial durante dos días consecutivos. Los brazaletes tomaron aleatoriamente la presión arterial de los participantes durante intervalos de 45 minutos a lo largo de cada día y también durante la noche.

Por la noche, los participantes usaban monitores de actigrafía, dispositivos similares a relojes de pulsera que miden el movimiento, para ayudar a determinar su "eficiencia del sueño" o la cantidad de tiempo en la cama que pasan durmiendo profundamente.

En general, aquellos que tenían una menor eficiencia del sueño mostraron un aumento en la presión arterial durante esa noche inquieta. También tenían una presión arterial sistólica más alta, el número más alto en la lectura de presión arterial de un paciente, al día siguiente.

Se necesita más investigación para comprender por qué la falta de sueño aumenta la presión arterial y qué podría significar a largo plazo para las personas con problemas crónicos del sueño. Sin embargo, estos últimos hallazgos pueden ser una pieza importante del rompecabezas cuando se trata de comprender el camino a través del cual el sueño afecta la salud cardiovascular en general.

"La presión arterial es uno de los mejores predictores de la salud cardiovascular", dijo la autora principal del estudio, Caroline Doyle, estudiante graduada del Departamento de Psicología de la UA. "Hay mucha literatura que muestra que el sueño tiene algún tipo de impacto en la mortalidad y en las enfermedades cardiovasculares, que es la principal causa de muerte de personas en el país. Queríamos ver si podíamos tratar de obtener un poco de esa historia: cómo el sueño podría estar afectando la enfermedad a través de la presión arterial ".

El estudio refuerza lo importante que puede ser una buena noche de sueño. No se trata solo de la cantidad de tiempo que pasa en la cama, sino de la calidad del sueño que obtiene, dijo el coautor del estudio John Ruiz, profesor asociado de psicología de la UA.

Mejorar la calidad del sueño puede comenzar con hacer cambios simples y ser proactivo, dijo Ruiz.

"Mantenga el teléfono en una habitación diferente", sugirió. "Si la ventana de su habitación está orientada hacia el este, abra las persianas. Para cualquier cosa que le haga despertar, piense en lo que puede hacer para mitigar esos efectos".

Para aquellos con problemas crónicos del sueño, Doyle aboga por la terapia cognitivo-conductual para el insomnio, o CBTI, que se enfoca en realizar cambios conductuales para mejorar la salud del sueño. La CBTI está ganando terreno lentamente en el campo de la medicina y es recomendada tanto por el Colegio Estadounidense de Médicos como por la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño como la primera línea de tratamiento para el insomnio.

Doyle y Ruiz dicen que esperan que sus hallazgos, que muestran el impacto que incluso una noche de descanso intermitente puede tener en el cuerpo, ayuden a aclarar cuán crítico es el sueño para la salud del corazón.

"Este estudio se basa en una amplia literatura que analiza el sueño y la salud cardiovascular", dijo Doyle. "Este es un estudio más que muestra que algo está sucediendo con el sueño y la salud de nuestro corazón. El sueño es importante, por lo que vale la pena priorizar cualquier cosa que pueda hacer para mejorar su sueño".


La presión arterial alta puede provocar que se pierdan señales emocionales

Su capacidad para reconocer el contenido emocional en rostros y textos está relacionada con su presión arterial, según un investigador de la Universidad de Clemson.

Un estudio publicado recientemente por el profesor de psicología de la Universidad de Clemson James A. McCubbin y sus colegas ha demostrado que las personas con presión arterial más alta tienen una capacidad reducida para reconocer rostros y pasajes de texto enojados, temerosos, tristes y felices.

"Es como vivir en un mundo de correo electrónico sin caras sonrientes", dijo McCubbin. "Ponemos caras sonrientes en los correos electrónicos para mostrar cuando estamos bromeando. De lo contrario, algunas personas pueden malinterpretar nuestro humor y enojarse".

Algunas personas tienen lo que McCubbin llama "amortiguación emocional" que puede hacer que respondan de manera inapropiada a la ira u otras emociones en los demás.

"Por ejemplo, si su supervisor de trabajo está enojado, puede creer erróneamente que solo está bromeando", dijo McCubbin. "Esto puede provocar problemas de comunicación, un desempeño laboral deficiente y un aumento de la angustia psicosocial".

En situaciones sociales complejas como entornos laborales, las personas confían en las expresiones faciales y las señales emocionales verbales para interactuar con los demás.

"Si tiene una depresión emocional, es posible que desconfíe de los demás porque no puede leer el significado emocional en su rostro o en sus comunicaciones verbales", dijo. "Incluso puede correr más riesgos porque no puede evaluar completamente las amenazas en el medio ambiente".

McCubbin dijo que se cree que el vínculo entre la amortiguación de las emociones y la presión arterial está involucrado en el desarrollo de la hipertensión y el riesgo de enfermedad coronaria, la principal causa de muerte de hombres y mujeres en los EE. UU. La amortiguación emocional también puede estar involucrada en los trastornos de la regulación de las emociones , como los trastornos bipolares y la depresión.

Su teoría de la amortiguación emocional también se aplica a las emociones positivas.

"La atenuación de las emociones positivas puede robar uno de los beneficios restauradores de las relaciones personales cercanas, las vacaciones y los pasatiempos", dijo.

El estudio de McCubbin, publicado en la revista Medicina psicosomática, fue apoyado por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre y el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, ambas partes de los Institutos Nacionales de Salud.

El artículo de la revista fue coautor de Marcellus M. Merritt, del departamento de psicología de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, John J. Sollers III, del departamento de medicina psicológica de la Universidad de Auckland, Dr. Michele K. Evans del Laboratorio de Inmunología, Instituto Nacional sobre el envejecimiento Alan B. Zonderman, Laboratorio de Neurociencia del Comportamiento, Instituto Nacional sobre el Envejecimiento Dr. Richard D. Lane del departamento de psiquiatría de la Universidad de Arizona y Julian F. Thayer del departamento de psicología de la Universidad Estatal de Ohio.


Resumen

Los trastornos psicofisiológicos son enfermedades físicas provocadas o agravadas por el estrés y otros factores emocionales. Uno de los mecanismos a través de los cuales el estrés y los factores emocionales pueden influir en el desarrollo de estas enfermedades es afectar negativamente el sistema inmunológico del cuerpo. Varios estudios han demostrado que el estrés debilita el funcionamiento del sistema inmunológico. Los trastornos cardiovasculares son afecciones médicas graves que se ha demostrado constantemente que están influenciadas por el estrés y las emociones negativas, como la ira, la afectividad negativa y la depresión. Otros trastornos psicofisiológicos que se sabe que están influenciados por el estrés y los factores emocionales incluyen el asma y los dolores de cabeza tensionales.

Preguntas de autocomprobación

Preguntas de pensamiento crítico

1. Discuta el concepto de patrón de comportamiento tipo A, su historia y lo que sabemos ahora sobre su papel en las enfermedades cardíacas.

2. Considere el estudio en el que a los voluntarios se les administraron gotas nasales que contenían el virus del resfriado para examinar la relación entre el estrés y la función inmunológica (Cohen et al., 1998). ¿Cómo podría este hallazgo explicar cómo las personas parecen enfermarse durante los momentos estresantes de sus vidas (por ejemplo, la semana del examen final)?

Pregunta de solicitud personal

3. Si un familiar o amigo suyo tiene asma, hable con esa persona (si está dispuesta) sobre los desencadenantes de sus síntomas. ¿Esta persona menciona estrés o estados emocionales? Si es así, ¿hay puntos en común en estos desencadenantes del asma?

Respuestas

1. El tipo A se conceptualizó como un estilo de comportamiento caracterizado por la competitividad, la urgencia del tiempo, la impaciencia y la ira / hostilidad. Sin embargo, más tarde se descubrió que la ira / hostilidad parece ser la dimensión que predice con mayor claridad la enfermedad cardíaca.

2. Los resultados del estudio mostraron que las personas expuestas al virus tenían más probabilidades de desarrollar un resfriado si tenían puntajes de estrés altos. La implicación de este hallazgo es que durante momentos de estrés, como las semanas de exámenes finales, el sistema inmunológico se ve comprometido. Por lo tanto, es mucho más fácil enfermarse durante estos períodos porque el sistema inmunológico no está funcionando a plena capacidad.


Complicaciones de la hipertensión

Si no se trata, la hipertensión puede provocar complicaciones debilitantes o incluso la muerte. En general, cuanto más alta es la presión arterial, mayor es la cantidad de complicaciones en el cuerpo. El daño generalmente ocurre en cuatro órganos diana: el cerebro, los ojos, el corazón y los vasos sanguíneos, y el riñón.

Cerebro

La hipertensión incontrolada es una de las principales causas de accidente cerebrovascular en los Estados Unidos. La presión arterial alta sostenida debilita las paredes de las arterias en el cerebro provocando la ruptura de un vaso sanguíneo. Esta ruptura provoca una hemorragia cerebral o un derrame cerebral. La hipertensión también causa depósitos duros, rugosos e irregulares en el interior de las arterias. Estas áreas rugosas promueven la formación de coágulos de sangre, que pueden bloquear el suministro de sangre a ciertas áreas del cerebro y causar un derrame cerebral.

Los vasos sanguíneos diminutos en la parte posterior del ojo (retina) pueden romperse con hipertensión descontrolada, lo que lleva a una disminución de la visión o ceguera. Las personas con hipertensión deben someterse a un examen ocular dilatado por un oftalmólogo al menos una vez al año para determinar si se está produciendo daño. El tratamiento con láser a menudo puede corregir esta afección.

Vasos sanguíneos y corazón

La hipertensión no controlada puede provocar un ataque cardíaco o insuficiencia cardíaca. Cuando los vasos sanguíneos se dañan con depósitos endurecidos y rugosos (llamados arteriosclerosis), el flujo sanguíneo en el corazón y el resto del cuerpo disminuye. El corazón debe bombear más fuerte para satisfacer las necesidades del cuerpo. Con el tiempo, el corazón se agranda para tratar de satisfacer estas demandas y puede agotarse y no bombear adecuadamente. Esta condición se llama escuchart falla. Los síntomas de insuficiencia cardíaca incluyen dificultad para respirar, tos e hinchazón de las piernas.

Cuando los vasos sanguíneos de las piernas se estrechan, la persona puede experimentar dolor en los músculos de las piernas al caminar. Luego, el dolor puede desaparecer con el reposo. Las arterias estrechas en los vasos del cuello promueven la formación de coágulos, que pueden viajar al cerebro y causar un derrame cerebral.

Riñones

La hipertensión puede provocar el estrechamiento o la ruptura de los vasos sanguíneos de los riñones. Cuando esto sucede, los riñones no pueden filtrar los desechos y puede producirse insuficiencia renal. La persona necesitará diálisis (eliminación de los desechos corporales mediante una máquina) varias veces a la semana o un trasplante de riñón.


Puede sentir "mariposas" en el estómago cuando está nervioso; en momentos más graves, puede sentir náuseas o incluso vómitos. Si esto sucede con frecuencia, puede provocar dolor de estómago y llagas en el revestimiento del estómago (úlceras). Y si comes muchos alimentos con alto contenido de grasa y azúcar, tu estómago tiene que trabajar más para digerirlos y eso produce más ácido. Esto puede causar reflujo ácido, cuando el ácido fluye hacia la garganta.


¿Cuál es el vínculo entre la ansiedad y la presión arterial alta?

La ansiedad y la presión arterial alta a veces pueden ir de la mano. La ansiedad puede provocar presión arterial alta y la presión arterial alta puede desencadenar sentimientos de ansiedad.

Los médicos caracterizan la ansiedad como sentimientos de intensa preocupación o miedo. Provoca muchos síntomas físicos, incluido un aumento de la frecuencia cardíaca y respiración superficial. Los períodos de ansiedad también pueden aumentar temporalmente la presión arterial.

Mientras tanto, tener presión arterial alta a largo plazo, a la que los médicos se refieren como hipertensión, puede hacer que las personas se sientan ansiosas por su salud y su futuro.

Siga leyendo para obtener más información sobre el vínculo entre la ansiedad y la presión arterial alta, así como sobre cómo tratar ambas afecciones.

Share on Pinterest La presión arterial puede aumentar durante un período de ansiedad.

La ansiedad provoca la liberación de hormonas del estrés en el cuerpo. Estas hormonas desencadenan un aumento de la frecuencia cardíaca y un estrechamiento de los vasos sanguíneos. Ambos cambios hacen que la presión arterial aumente, a veces de manera espectacular.

Los médicos creen que la ansiedad es la razón detrás de la hipertensión de bata blanca, un fenómeno en el que algunas personas constantemente tienen lecturas de presión arterial más altas en el consultorio del médico que en casa.

Los aumentos de la presión arterial inducidos por la ansiedad son temporales y desaparecerán una vez que la ansiedad disminuya. Sin embargo, tener altos niveles de ansiedad con regularidad puede dañar el corazón, los riñones y los vasos sanguíneos, de la misma manera que la hipertensión a largo plazo.

Una revisión de 2015 de la investigación existente indica que las personas que tienen ansiedad intensa tienen más riesgo de hipertensión que aquellas con niveles más bajos de ansiedad. Como resultado, los investigadores concluyen que la detección temprana y el tratamiento de la ansiedad son particularmente importantes en personas con hipertensión.

Vivir con un trastorno de ansiedad, en el que la ansiedad ocurre todos los días e interfiere con la vida diaria, también puede aumentar la probabilidad de comportamientos que contribuyan a la hipertensión. Ejemplos incluyen:

Un estudio informa un vínculo entre la ansiedad y los comportamientos de estilo de vida poco saludables, incluida la inactividad física, el tabaquismo y la mala alimentación, en personas con riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV). La hipertensión es uno de los factores de riesgo más importantes de ECV.

Además, algunos medicamentos para la ansiedad pueden aumentar la presión arterial.

Tener presión arterial alta puede desencadenar sentimientos de ansiedad en algunas personas. Aquellos a quienes los médicos diagnostican con hipertensión pueden preocuparse por su salud y su futuro.

A veces, los síntomas de la hipertensión, que incluyen dolores de cabeza, visión borrosa y dificultad para respirar, pueden ser suficientes para causar pánico o ansiedad.


Estrés e hipertensión

El estrés puede causar hipertensión a través de elevaciones repetidas de la presión arterial, así como por la estimulación del sistema nervioso para producir grandes cantidades de hormonas vasoconstrictoras que aumentan la presión arterial. Los factores que afectan la presión arterial a través del estrés incluyen hipertensión de bata blanca, tensión laboral, raza, entorno social y angustia emocional. Además, cuando un factor de riesgo se combina con otros factores que producen estrés, el efecto sobre la presión arterial se multiplica. En general, los estudios muestran que el estrés no causa directamente la hipertensión, pero puede tener un efecto en su desarrollo. Se ha encontrado que una variedad de tratamientos no farmacológicos para controlar el estrés son efectivos para reducir la presión arterial y el desarrollo de hipertensión, por ejemplo, la meditación, la acupresión, la biorretroalimentación y la musicoterapia. Los resultados recientes de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición indican que 50 millones de adultos estadounidenses tienen hipertensión (definida como una presión arterial sistólica superior a 139 mm Hg o una presión arterial diastólica superior a 89 mm Hg). En el 95% de estos casos, se desconoce la causa de la hipertensión y se clasifican como hipertensión "esencial". Aunque es posible que no se identifique una sola causa, el consenso general es que varios factores contribuyen a la elevación de la presión arterial en la hipertensión esencial. En estos días de semanas de trabajo de 70 horas, buscapersonas, máquinas de fax y reuniones interminables de comités, el estrés se ha convertido en una parte predominante de la vida de las personas, por lo que el efecto del estrés en la presión arterial es cada vez más relevante e importante. Aunque el estrés puede no causar hipertensión directamente, puede conducir a elevaciones repetidas de la presión arterial, que eventualmente pueden conducir a hipertensión. En este artículo exploramos cómo el estrés puede causar hipertensión y qué se puede hacer al respecto.


Complicaciones de la hipertensión

Si no se trata, la hipertensión puede provocar complicaciones debilitantes o incluso la muerte. En general, cuanto mayor es la presión arterial, mayor es la cantidad de complicaciones en el cuerpo. El daño generalmente ocurre en cuatro órganos diana: el cerebro, los ojos, el corazón y los vasos sanguíneos, y el riñón.

Cerebro

La hipertensión incontrolada es una de las principales causas de accidente cerebrovascular en los Estados Unidos. La presión arterial alta sostenida debilita las paredes de las arterias en el cerebro provocando la ruptura de un vaso sanguíneo. Esta ruptura provoca una hemorragia cerebral o un derrame cerebral. La hipertensión también causa depósitos duros, rugosos e irregulares en el interior de las arterias. Estas áreas rugosas promueven la formación de coágulos de sangre, que pueden bloquear el suministro de sangre a ciertas áreas del cerebro y causar un derrame cerebral.

Los vasos sanguíneos diminutos en la parte posterior del ojo (retina) pueden romperse con hipertensión descontrolada, lo que lleva a una disminución de la visión o ceguera. Las personas con hipertensión deben someterse a un examen ocular dilatado por un oftalmólogo al menos una vez al año para determinar si se está produciendo daño. El tratamiento con láser a menudo puede corregir esta afección.

Vasos sanguíneos y corazón

La hipertensión no controlada puede provocar un ataque cardíaco o insuficiencia cardíaca. Cuando los vasos sanguíneos se dañan con depósitos endurecidos y rugosos (llamados arteriosclerosis), el flujo sanguíneo en el corazón y el resto del cuerpo disminuye. El corazón debe bombear más fuerte para satisfacer las necesidades del cuerpo. Con el tiempo, el corazón se agranda para tratar de satisfacer estas demandas y puede agotarse y no bombear adecuadamente. Esta condición se llama escuchart falla. Los síntomas de insuficiencia cardíaca incluyen dificultad para respirar, tos e hinchazón de las piernas.

Cuando los vasos sanguíneos de las piernas se estrechan, la persona puede experimentar dolor en los músculos de las piernas al caminar. Luego, el dolor puede desaparecer con el reposo. Las arterias estrechas en los vasos del cuello promueven la formación de coágulos, que pueden viajar al cerebro y causar un derrame cerebral.

Riñones

La hipertensión puede provocar el estrechamiento o la ruptura de los vasos sanguíneos de los riñones. Cuando esto sucede, los riñones no pueden filtrar los desechos y puede producirse insuficiencia renal. La persona necesitará diálisis (eliminación de los desechos corporales mediante una máquina) varias veces a la semana o un trasplante de riñón.


Blog de PSYCH 424

Se ha realizado una cantidad sustancial de investigación para demostrar la correlación entre el estrés y las enfermedades físicas. Esta investigación demuestra que el estrés contribuye en gran medida tanto a la aparición como a la progresión de enfermedades físicas y mentales. Walter Cannon confirmó por primera vez el sistema de respuesta al estrés a fines de la década de 1920. Sus observaciones e investigaciones demostraron que ciertos factores estresantes como la falta de oxígeno, el frío extremo y los incidentes emocionales conducen a la liberación de las hormonas del estrés epinefrina y norepinefrina de las glándulas suprarrenales. Cannon descubrió que la respuesta del cerebro a la hormona aumenta la frecuencia cardíaca y la respiración del cuerpo, atenúa el dolor, libera azúcar y grasa y lleva sangre de la digestión a los músculos esqueléticos. Cannon llamó a este concepto lucha o huida. Sin embargo, existen alternativas al método de estrés de los Cannons, luchar o huir, que incluyen retirarse, retroceder y luego conservar energía, y también “atender y entablar amistad”, que es común entre las mujeres y es un medio para buscar y brindar apoyo. El método de retirarse, retroceder y luego conservar energía se ve con mayor frecuencia después de la muerte de un ser querido. En estas circunstancias, la mayoría de la gente se retira de la situación en estado de shock. Luego se dan cuenta de lo que ha sucedido y se alejan de la situación y comienzan a mostrar respuestas emocionales como el llanto. El último paso al observar este método es conservar energía. Esto incluye posiblemente acostarse o dejar de llorar frenéticamente. El método de “cuidar y hacer amistad” ocurre con mayor frecuencia con las mujeres como reacción al estrés. Se considera que este método es el método que muestra cómo las mujeres manejan el estrés de manera diferente y, por lo general, con más éxito que los hombres. Este método va desde pedir instrucciones a un extraño hasta hablar por teléfono con familiares y amigos. Las mujeres buscan apoyo social con más frecuencia que los hombres en momentos de estrés.

La enfermedad física está asociada con el estrés debido al sistema de respuesta biológica del cuerpo que se ocupa del estrés. Algunos estudios a gran escala en humanos y animales han demostrado que los factores estresantes incontrolables aumentan la tendencia a las lesiones gástricas y reducen las defensas inmunitarias. Un estudio de treinta años sobre el trabajo de alto estrés de los controladores de tránsito aéreo ayuda a demostrar que no solo es un efecto biológico, sino también una respuesta ambiental / conductual. El estudio de treinta años mostró un aumento en la presión arterial alta entre los controladores de tráfico aéreo, que se supone que se debe a sus trabajos de alto estrés que trabajan con sus sistemas nerviosos. Sin embargo, en 1987, DeFrank estableció que la presión arterial alta se debía a un aumento en el consumo de alcohol entre los controladores de tráfico aéreo. Their health was not just caused by the biological affect of years of stress, but on the behavioral response of drinking because of their increased stress. Its kind of like the saying, “what came first the chicken or the egg?” The stress caused the drinking and the drinking lead to the high blood pressure. Stress may not have directly caused the high blood pressure, but it did cause a change in behavioral responses within the air traffic controllers.

It is important to remember that not all stress is bad for the body or mind. Has stress at school or work ever prompted you to achieve something worthwhile and helped you develop new skills? Many Psychologists have found that not all stress is bad. Stress can help motivation, problem solving, and the fighting of infections. Even the most stressful situations such as surviving Cancer can have a positive affect on people’s lives. Some Cancer survivors emerge with a newfound spirituality or stronger self-esteem because of the stress they endured and then conquered. A personal battle with long-term health problems can be very difficult and stressful, however some individuals start to develop a new self worth and new dreams and desires because of it. When someone survives an illness or life-threatening situation more times than not a person will take life less serious and live everyday thankful to be alive. This attitude is what helps most survivors deal with the situation that has arose in their lives.

It was this positive stress outcome that helped mold my life into what it is today. My first semester at college I became very ill with what I believed to be a horrible stomach bug. As the days and then weeks passed and symptoms became worse, I began seeing doctors and specialists daily. I had to leave school and soon became hospitalized. It took doctors weeks to finally discover what was wrong and plan a course of action. A previous trauma had caused damage to my liver, which was causing an inability for me to process food, which then became two months of not eating and feeling very close to death’s doorsteps. After months of being too ill to walk without blacking out, I still remember the first day I successfully walked around my house, and then down the block and can even recall the fresh air after spending so long in hospitals and inside lying in bed. I felt a sense of joy and excitement towards life and the smallest of things that I had never felt before. The stress of being so sick and the positive outcome of getting better changed my entire viewpoint on life. I started back at school a year later with the highest amount of self esteem I had ever had in my life and the general desire to worry less and experience more. Despite all the stress of being ill and even the stress of having to put my life on hold, the outcome was something I could never have achieved without going through all that stress in the first place.

In conclusion, stress is something everyone has to deal with at some point in his or her lives. The difference between jeopardizing your health and accomplishing stressful tasks is how you handle the stress. It is important to find that one thing that helps to relieve stress in a way that is individually suiting.

Myers, David G. “Exploring Psychology In Modules.” (7ª ed.). (2008) Holland, MI: Worth, 2008. Print.

“Stress and health.” Cambridge Handbook of Psychology, Health and Medicine. Cambridge: Cambridge University Press, 2007.

“You May Have Always Suspected It, But A Study Suggests That Women Do Cope With Stress Differently Than Men.” August 2000.

This entry was posted on Monday, December 1st, 2014 at 2:59 am and is filed under Uncategorized. Puede seguir cualquier comentario a esta entrada a través de la fuente RSS 2.0. Puede dejar un comentario o un trackback desde su propio sitio.


Stress and hypertension

Stress can cause hypertension through repeated blood pressure elevations as well as by stimulation of the nervous system to produce large amounts of vasoconstricting hormones that increase blood pressure. Factors affecting blood pressure through stress include white coat hypertension, job strain, race, social environment, and emotional distress. Furthermore, when one risk factor is coupled with other stress producing factors, the effect on blood pressure is multiplied. Overall, studies show that stress does not directly cause hypertension, but can have an effect on its development. A variety of non-pharmacologic treatments to manage stress have been found effective in reducing blood pressure and development of hypertension, examples of which are meditation, acupressure, biofeedback and music therapy. Recent results from the National Health and Nutrition Examination Survey indicate that 50 million American adults have hypertension (defined to be a systolic blood pressure of greater than 139 mm Hg or a diastolic blood pressure of greater than 89 mm Hg). In 95% of these cases, the cause of hypertension is unknown and they are categorized as "essential" hypertension. Although a single cause may not be identified, the general consensus is that various factors contribute to blood pressure elevation in essential hypertension. In these days of 70 hour work weeks, pagers, fax machines, and endless committee meetings, stress has become a prevalent part of people's lives therefore the effect of stress on blood pressure is of increasing relevance and importance. Although stress may not directly cause hypertension, it can lead to repeated blood pressure elevations, which eventually may lead to hypertension. In this article we explore how stress can cause hypertension and what can be done about it.


Resumen

Psychophysiological disorders are physical diseases that are either brought about or worsened by stress and other emotional factors. One of the mechanisms through which stress and emotional factors can influence the development of these diseases is by adversely affecting the body’s immune system. A number of studies have demonstrated that stress weakens the functioning of the immune system. Cardiovascular disorders are serious medical conditions that have been consistently shown to be influenced by stress and negative emotions, such as anger, negative affectivity, and depression. Other psychophysiological disorders that are known to be influenced by stress and emotional factors include asthma and tension headaches.

Preguntas de autocomprobación

Preguntas de pensamiento crítico

1. Discuss the concept of Type A behavior pattern, its history, and what we now know concerning its role in heart disease.

2. Consider the study in which volunteers were given nasal drops containing the cold virus to examine the relationship between stress and immune function (Cohen et al., 1998). How might this finding explain how people seem to become sick during stressful times in their lives (e.g., final exam week)?

Personal Application Question

3. If a family member or friend of yours has asthma, talk to that person (if he or she is willing) about their symptom triggers. Does this person mention stress or emotional states? If so, are there any commonalities in these asthma triggers?

Respuestas

1. Type A was conceptualized as a behavioral style characterized by competitiveness, time urgency, impatience, and anger/hostility. It was later discovered, however, that anger/hostility seems to be the dimension that most clearly predicts heart disease.

2. The results of the study showed that people exposed to the virus were more likely to develop a cold if they had high stress scores. The implication of this finding is that during stressful times, like final exam weeks, the immune system becomes compromised. Thus, it’s much easier to get sick during these periods because the immune system is not working at full capacity.


High blood pressure may lead to missed emotional cues

Your ability to recognize emotional content in faces and texts is linked to your blood pressure, according to a Clemson University researcher.

A recently published study by Clemson University psychology professor James A. McCubbin and colleagues has shown that people with higher blood pressure have reduced ability to recognize angry, fearful, sad and happy faces and text passages.

"It's like living in a world of email without smiley faces," McCubbin said. "We put smiley faces in emails to show when we are just kidding. Otherwise some people may misinterpret our humor and get angry."

Some people have what McCubbin calls "emotional dampening" that may cause them to respond inappropriately to anger or other emotions in others.

"For example, if your work supervisor is angry, you may mistakenly believe that he or she is just kidding," McCubbin said. "This can lead to miscommunication, poor job performance and increased psychosocial distress."

In complex social situations like work settings, people rely on facial expressions and verbal emotional cues to interact with others.

"If you have emotional dampening, you may distrust others because you cannot read emotional meaning in their face or their verbal communications," he said. "You may even take more risks because you cannot fully appraise threats in the environment."

McCubbin said the link between dampening of emotions and blood pressure is believed to be involved in the development of hypertension and risk for coronary heart disease, the biggest killer of both men and women in the U.S. Emotional dampening also may be involved in disorders of emotion regulation, such as bipolar disorders and depression.

His theory of emotional dampening also applies to positive emotions.

"Dampening of positive emotions may rob one of the restorative benefits of close personal relations, vacations and hobbies," he said.

McCubbin's study, published in the journal Medicina psicosomática, was supported by the National Heart, Lung and Blood Institute and the National Institute on Aging, both parts of the National Institutes of Health.

The journal article was co-authored by Marcellus M. Merritt of the University of Wisconsin-Milwaukee psychology department John J. Sollers III if the psychological medicine department at the University of Auckland Dr. Michele K. Evans of the Laboratory of Immunology, National Institute on Aging Alan B. Zonderman, Laboratory of Behavioral Neuroscience, National Institute on Aging Dr. Richard D. Lane of the psychiatry department, University of Arizona and Julian F. Thayer of the Ohio State University psychology department.


Sleepless nights linked to high blood pressure

A bad night's sleep may result in a spike in blood pressure that night and the following day, according to new research led by the University of Arizona.

The study, to be published in the journal Medicina psicosomática, offers one possible explanation for why sleep problems have been shown to increase the risk of heart attack, stroke and even death from cardiovascular disease.

The link between poor sleep and cardiovascular health problems is increasingly well-established in scientific literature, but the reason for the relationship is less understood.

Researchers set out to learn more about the connection in a study of 300 men and women, ages 21 to 70, with no history of heart problems. Participants wore portable blood pressure cuffs for two consecutive days. The cuffs randomly took participants' blood pressure during 45-minute intervals throughout each day and also overnight.

At night, participants wore actigraphy monitors -- wristwatch-like devices that measure movement -- to help determine their "sleep efficiency," or the amount of time in bed spent sleeping soundly.

Overall, those who had lower sleep efficiency showed an increase in blood pressure during that restless night. They also had higher systolic blood pressure -- the top number in a patient's blood pressure reading -- the next day.

More research is needed to understand why poor sleep raises blood pressure and what it could mean long-term for people with chronic sleep issues. Yet, these latest findings may be an important piece of the puzzle when it comes to understanding the pathway through which sleep impacts overall cardiovascular health.

"Blood pressure is one of the best predictors of cardiovascular health," said lead study author Caroline Doyle, a graduate student in the UA Department of Psychology. "There is a lot of literature out there that shows sleep has some kind of impact on mortality and on cardiovascular disease, which is the No. 1 killer of people in the country. We wanted to see if we could try to get a piece of that story -- how sleep might be impacting disease through blood pressure."

The study reinforces just how important a good night's sleep can be. It's not just the amount of time you spend in bed, but the quality of sleep you're getting, said study co-author John Ruiz, UA associate professor of psychology.

Improving sleep quality can start with making simple changes and being proactive, Ruiz said.

"Keep the phone in a different room," he suggested. "If your bedroom window faces the east, pull the shades. For anything that's going to cause you to waken, think ahead about what you can do to mitigate those effects."

For those with chronic sleep troubles, Doyle advocates cognitive behavioral therapy for insomnia, or CBTI, which focuses on making behavioral changes to improve sleep health. CBTI is slowly gaining traction in the medical field and is recommended by both the American College of Physicians and the American Academy of Sleep Medicine as the first line of treatment for insomnia.

Doyle and Ruiz say they hope their findings -- showing the impact even one fitful night's rest can have on the body -- will help illuminate just how critical sleep is for heart health.

"This study stands on the shoulders of a broad literature looking at sleep and cardiovascular health," Doyle said. "This is one more study that shows something is going on with sleep and our heart health. Sleep is important, so whatever you can do to improve your sleep, it's worth prioritizing."


What is the link between anxiety and high blood pressure?

Anxiety and high blood pressure can sometimes go hand in hand. Anxiety may lead to high blood pressure, and high blood pressure may trigger feelings of anxiety.

Doctors characterize anxiety as feelings of intense worry or fear. It causes many physical symptoms, including increased heart rate and shallow breathing. Periods of anxiety may also temporarily increase blood pressure.

Meanwhile, having long-term high blood pressure — which doctors refer to as hypertension — can cause people to feel anxious about their health and future.

Keep reading to learn more about the link between anxiety and high blood pressure, as well as how to treat both conditions.

Share on Pinterest Blood pressure may increase during a period of anxiety.

Anxiety causes the release of stress hormones in the body. These hormones trigger an increase in the heart rate and a narrowing of the blood vessels. Both of these changes cause blood pressure to rise, sometimes dramatically.

Doctors believe that anxiety is the reason behind white coat hypertension — a phenomenon in which some individuals consistently have higher blood pressure readings at the doctor’s office than at home.

Anxiety-induced increases in blood pressure are temporary and will subside once the anxiety lessens. Regularly having high levels of anxiety, however, can cause damage to the heart, kidneys, and blood vessels, in the same way that long-term hypertension can.

A 2015 review of existing research indicates that people who have intense anxiety are more at risk of hypertension than those with lower levels of anxiety. As a result, the researchers conclude that the early detection and treatment of anxiety are particularly important in people with hypertension.

Living with an anxiety disorder, whereby anxiety occurs every day and interferes with daily life, can also increase the likelihood of behaviors that contribute to hypertension. Ejemplos incluyen:

One study reports a link between anxiety and unhealthful lifestyle behaviors — including physical inactivity, smoking, and poor diet — in people at risk of cardiovascular disease (CVD). Hypertension is one of the most significant risk factors for CVD.

Additionally, some medications for anxiety can increase blood pressure.

Having high blood pressure can trigger feelings of anxiety in some people. Those whom doctors diagnose with hypertension may worry about their health and their future.

Sometimes, the symptoms of hypertension, which include headaches, blurred vision, and shortness of breath, can be enough to cause panic or anxiety.


Can chronic anxiety leads to high blood pressure?

Q: I am a 27 years of old male. I had blood pressure 140/85 mm Hg one year ago. At that time I took atenolol 25 gm for 4 months and it became normal. I am also suffering from chronic anxiety problem. I am taking Anfree for my anxiety. I want to know whether anxiety has any relationship with high blood pressure and what is the treatment of chronic anxiety?

A:Chronic anxiety causing increase in blood pressure is possible, however, scientific evidence base for this is still lacking. There are some studies indicating that chronic anxiety can increase the overall cardiovascular morbidity, however, the data to support this aspect is still not robust possibly because of lack of enough research in this area. In any case, better assessment and management of anxiety in general may help overall quality of life as well as possibly benefit in terms of occupational growth as well.

With that said there are several anxiety disorders and each of the anxiety disorder is treated somewhat differently in terms of medications as well as other kinds of treatments. Therefore I suggest that you see a psychiatrist to get a comprehensive evaluation of underlying anxiety and help you control/tolerate anxiety better.


You may feel “butterflies” in your stomach when you’re nervous -- in more serious times, you may feel nauseous or even vomit. If this happens often, it can lead to stomach pain and sores in your stomach lining (ulcers). And if you eat a lot of foods high in fat and sugar, your stomach has to work harder to digest them, and that makes more acid. This can cause acid reflux -- when acid flows up into your throat.